a
b
No

¡VICTORIA! ¡En San Francisco, los inmigrantes detenidos ya no serán encadenados!

Jenny Zhao, Becaria del Programa Liman de Interés Público en la ACLU del Norte de California
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Victoria para los inmigrantes

Victoria para los inmigrantes

January 23, 2014

Es difícil de creer, pero hasta hace poco, todo inmigrante detenido que comparecía ante el tribunal civil de inmigración de San Francisco era forzado a prestar testimonio encadenado con grilletes y cadenas en las muñecas, cintura y tobillos. La inhumana práctica era especialmente problemática para quienes solicitaban asilo político y para los inmigrantes que habían sido víctimas de tortura y violencia doméstica en el pasado—y desconcertante porque la mayoría de los inmigrantes detenidos que comparecían ante el tribunal civil eran personas pacíficas.

En agosto del 2011, la ACLU del Norte de California, el Comité de abogados por los Derechos Civiles y la firma legal Wilson Sonsini Goodrich & Rosati demandaron al gobierno federal debido a esta inhumana política. Después de dos años de litigio, durante los cuales 16 demandantes compartieron sus dolorosas experiencias, las autoridades de inmigración de EE.UU. accedieron a revocar de forma casi total su política de encadenamiento en el Tribunal de Inmigración de San Francisco.

En el futuro, los inmigrantes detenidos comparecerán en sus audiencias individuales libres de cadenas a menos que surjan situaciones de emergencia. Las cadenas serán todavía usadas durante las audiencias preliminares en donde los inmigrantes comparecen en grupos grandes, pero incluso en este caso podrán solicitar ajustes en el caso de condiciones especiales físicas, psicológicas o médicas.

Mucho está en juego para los inmigrantes detenidos que comparecen ante el tribunal de inmigración. Su testimonio en el tribunal es su mejor oportunidad de obtener el derecho de permanecer en Estados Unidos y evitar la separación permanente de su familia o la deportación a países en donde temen por sus vidas.

Muchos inmigrantes detenidos no tienen antecedentes de conductas violentas o destructivas. Casi todos los inmigrantes reportaron sentirse humillados y menospreciados al comparecer ante el tribunal en cadenas, frecuentemente frente a sus seres queridos y algunas veces frente a niños pequeños. Algunos se sintieron tan agitados que no pudieron concentrarse en la audiencia. Para otros, como la demandante Uelian De Abadia-Peixoto, las cadenas fueron un doloroso y angustioso recordatorio de traumas pasados.

La detención civil por causas migratorias es desmoralizante y deshumanizante. Los centros de detención usualmente están ubicados en áreas remotas y el acceso a teléfonos es muy limitado. Muchos inmigrantes permanecen aislados de sus familias y abogados. Algunos padecen de graves condiciones médicas y mentales y se les niega el acceso al tratamiento que necesitan. Además, los inmigrantes detenidos del norte de California siguen siendo encadenados al ser trasladados hacia y desde el tribunal.

La ACLU del Norte de California seguirá trabajando en cada uno de estos asuntos no resueltos. Mientras tanto, se espera que este acuerdo tenga un impacto directo en más de 60,000 inmigrantes detenidos durante los próximos tres años y que sea un modelo de litigios y políticas a lo largo de Estados Unidos.

Este histórico acuerdo brinda dignidad básica a los inmigrantes durante algunos de los momentos más decisivos de su detención. En todos los aspectos de la detención y especialmente durante las importantes comparecencias ante los tribunales, toda persona merece ser tratada como un ser humano.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)