a
b
No

“Nunca veré la foto del [baile de] promoción de mi hijo”

Lucille MacBeth, madre de joven asesinado en Florida, da testimonio en relación a leyes "Defiende tu Posición"
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

November 6, 2013

Por Alex Berger, asistente legislativo, ACLU.

Lucille MacBeth, madre del joven asesinado en Florida Jordan Russell Davis, hizo todo lo que pudo para no llorar durante su testimonio ante el Subcomité Judicial del Senado sobre la Constitución, a principios de esta semana. Después de casi cinco minutos de testimonio, Lucille dejó de hablar, miró hacia abajo y prosiguió, esta vez con lágrimas en los ojos: "Nunca veré la foto del [baile de] promoción de mi hijo. No llegaré a saber cuánto disfrutaba del chili [que preparaba] su padre. Nadie más volverá a llegar a conocerlo. Nunca llegará a formar parte de Marines como él soñaba, y todo por culpa de las armas y el poder de estas leyes. Estas leyes incentivan a aquellos que sienten odio a tomar medidas basadas en ese odio."

La audiencia se llevó a cabo para discutir el crecimiento de la violencia y la injusticia asociada a las leyes “Defiende tu Posición” [en inglés "Stand Your Ground"] contenidas en los libros de 25 estados. El testimonio de Lucille, junto con el de la madre de Trayvon Martin, formó parte de un debate en gran parte académico sobre las leyes que la organización  NAACP [Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color] define en su testimonio como "la portadora principal de la angustia de nuestros miembros."

Antes de 2005, cuando las leyes “Defiende tu Posición” comenzaron a expandirse por el país, la mayoría de los estados requerían que un individuo que se encontraba ante una amenaza se retirase antes de usar la fuerza letal. Ahora, estas leyes –que varían de estado a estado- permiten a los individuos utilizar la fuerza letal si la persona se siente amenazada, sin necesidad de explorar otras opciones, como la de retirarse a un lugar seguro o evadir el conflicto por completo.

La privación de libertad más grave que una persona puede infligir es asesinar a otra persona. La irreversibilidad de un homicidio significa que un error que ha sido descubierto después de una muerte, no se puede corregir. Al crear más situaciones en las que las personas pueden usar la fuerza letal sin temor a las consecuencias legales, las leyes “Defiende tu Posición” aumentan el número de personas que mueren sin el debido proceso de ley.

Las leyes “Defiende tu Posición” también exacerban las desigualdades raciales existentes en el sistema de justicia criminal. Un estudio del Urban Institute que examina datos de un informe complementario de homicidios de la Oficina Federal de Investigaciones encontró que los jurados tienen más probabilidades de encontrar que el homicidio se justifica cuando quien disparó es una persona de raza blanca y la víctima es de raza negra. Por el contrario, cuando la víctima es de raza blanca y la persona que disparó no, ésta última tiene más probabilidades de enfrentar las consecuencias legales.

Como dijo el Procurador General Eric Holder durante su discurso en la conferencia anual de la NAACP a principios de este año, leyes como éstas socavan la seguridad de los estadounidenses inocentes "al permitir-y tal vez alentar- que situaciones violentas se incrementen en público.” En consonancia con los principios de derecho consuetudinario y las leyes estatales en todo el país, los estadounidenses ya tienen el derecho a defenderse con la fuerza proporcional en situaciones en las que se enfrenten a un daño inminente y donde retirarse de forma segura no es una opción. Las leyes “Defiende tu Posición” no tienen nada que ver con la legítima defensa, sino que son invitaciones para que personas que toman la justicia por sus propias manos, usen fuerza letal innecesaria.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)