a
b
No

ACLU de la Florida defiende en el Tribunal Federal acuerdo histórico de protección a personas sin hogar en Miami del acoso de la policía

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

October 23, 2013

Ciudad de Miami presentó moción para modificar el acuerdo Pottinger, un acuerdo establecido en 1998 debido a un caso presentado por la ACLU. Para que la protección continúe es necesario que el acuerdo se mantenga intacto

MIAMI – Hoy, en una audiencia en el Palacio de Justicia Federal Wilkie Ferguson, los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU en inglés) de la Florida se presentaron ante un juez federal para oponerse a una moción presentada por la ciudad de Miami para modificar el histórico acuerdo Pottinger. La ACLU argumenta que la protección de los derechos fundamentales de las personas sin hogar presentes en el acuerdo debe mantenerse y que la ciudad de Miami no ha logrado demostrar que las circunstancias han cambiado en Miami de una manera que requiera de la modificación del acuerdo. Sin embargo, el Juez Moreno no emitió una orden de inmediato  y dejó en claro que colocaría la responsabilidad en la ciudad de Miami de demostrar que ha habido un cambio significativo en las circunstancias que justifican la modificación del acuerdo.

El acuerdo, que fue el resultado de una demanda (Pottinger contra la Ciudad de Miami) presentada por la ACLU de la Florida en nombre de todas las personas sin hogar que viven en la ciudad, fue aprobada por el juez Moreno en 1998 luego de constatar violaciones sistemáticas e intencionales a los derechos constitucionales de las personas sin hogar de la ciudad de Miami. El acuerdo histórico – obtenido después de una década de litigios relacionados con dos juicios, dos apelaciones, y casi dos años de mediación - protege a los desamparados de ser hostigados o arrestados por la policía con el fin de removerlos de los espacios públicos.

La siguiente declaración sobre la audiencia de hoy se puede atribuir a la directora legal asociada de la ACLU de la Florida, Maria Kayanan:
Las condiciones que llevaron al acuerdo Pottinger fueron el resultado de una estrategia fallida de la ciudad de utilizar el sistema de justicia penal para hacer frente a la cuestión de la falta de vivienda. Con su moción ante la Corte, la ciudad parece decidida a volver a las políticas equivocadas: penalizar la falta de vivienda y someter a las personas sin hogar al acoso policial. En los quince años que el acuerdo Pottinger ha protegido la dignidad, las pertenencias  y los derechos constitucionales de las personas sin hogar de Miami, el centro de Miami ha prosperado y está experimentando un renacimiento. Estamos muy contentos de haber tenido la oportunidad de presentarnos ante la Corte y explicar por qué el acuerdo sigue siendo la mejor solución para la protección de todas las personas en nuestra ciudad próspera.

La siguiente declaración se puede atribuir a Benjamin Waxman, abogado de la firma de abogados Robbins, Tunkey, Ross, Amsel, Raben & Waxman, P.A, y abogado principal en el caso Pottinger:
El acuerdo Pottinger representa el producto de casi dos años de vigorosas negociaciones entre la ciudad y los demandantes. Desde hace 15 años,  [el acuerdo] ha dado cabida a los intereses a veces contrarios entre los funcionarios de la ciudad que intentan transformar a Miami en una ciudad de clase mundial y las personas sin hogar que luchan por sobrevivir. Seguimos creemos que [el acuerdo] implica el mejor equilibrio entre permitir los planes de la ciudad de avanzar y el  proteger los derechos fundamentales de los residentes con menos poder de la ciudad. Este acuerdo debe seguir cumpliendo su propósito básico – garantizar que las personas sin hogar no sean arrestadas por no tener hogar o que sus pertenencias sean destruidas.

La siguiente declaración se puede atribuir a Stephen Schnably, profesor de derecho en la Universidad de Miami y uno de los abogados de Pottinger desde 1994, como abogado colaborador del Capítulo de Miami de la ACLU de la FloridaLa transformación del centro de la ciudad en una zona libre de los valores constitucionales para las personas sin hogar es un pacto con el diablo sin recompensa. Arrancar los aspectos más importantes de las protecciones del acuerdo Pottinger -lo que de hecho la ciudad está buscando-no contribuiría en nada en que el centro sea más vibrante. Lo único que haría es despojar a los desamparados del derecho humano y constitucional fundamental a no ser detenidos o que sus pertenencias sean destruidas sólo por el hecho de que sean personas sin hogar. Los demandantes y la ACLU creen firmemente que Pottinger, un hito nacional en la protección constitucional, sigue siendo tan importante hoy como lo era en 1998 y debe mantenerse intacto.

Más información sobre la moción de la ciudad y de la respuesta de la ACLU está disponible aquí en español: http://espanol.aclufl.org/2013/10/08/aclu-responde-a-la-mocion-de-la-ciu...
Una serie de preguntas frecuentes sobre el Acuerdo Pottinger, los derechos que ampara, y los conceptos erróneos comunes está disponible aquí en inglés: http://aclufl.org/resources/pottinger-agreement-faq/

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)