a
b
No

ACLU de la Florida insta a Miami-Dade a no aprobar la ordenanza propuesta sobre las oraciones

Carta a los Comisarios y al Alcalde informa que la política "divisiva" ya ha sido objeto de litigio a lo largo del país
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
"La ordenanza propuesta no es coherente con la comunidad rica y diversa que tenemos en Miami-Dade County"

"La ordenanza propuesta no es coherente con la comunidad rica y diversa que tenemos en Miami-Dade County"

November 29, 2012

 

MIAMI - La ACLU de la Florida ha instado hoy a la Comisión del condado de Miami-Dade a no adoptar una ordenanza propuesta que permitiría hacer oraciones al inicio de las reuniones de la Comisión. En una carta firmada por Howard Simon, director ejecutivo de la ACLU de la Florida, y por  John de León, presidente del Capítulo de la ACLU en Miami,  que fue enviada a miembros de la Comisión, al alcalde Giménez y al fiscal del condado, la organización instó a la Comisión a mantener el momento actual de la política de silencio, y advirtió que la ordenanza propuesta es "divisiva", y podría llevar al condado a litigios.

Hace varios años, la Comisión se trasladó a una práctica de tener un momento de silencio al inicio de las reuniones de la Comisión para que las personas  dedican una oración silenciosa o una reflexión, un acto que la  ACLU considera de "respeto" hacia la “gran diversidad de nuestra comunidad.”. La política propuesta de permitir oraciones religiosas patrocinadas por el gobierno en las reuniones de los organismos públicos es actualmente objeto de litigio en todo el país.

Tomado de la carta:
Inevitablemente, como la Comisión ha tenido en el pasado, algún líder religioso ofrecerá una invocación que realmente puede que no tenga la intención de "promover ninguna fe en particular", pero eso no será interpretado así por los miembros de la comunidad que estén presentes y que podrían sentirse incómodos, marginados y como ciudadanos de segunda clase porque sus puntos de vista religiosos difieren de los ofrecidos por el líder religioso invitado por la Comisión.

[…]

Fue digno de elogio, hace varios años atrás, que la Comisión se pasara a la práctica de un momento de silencio antes de las reuniones, para la oración o reflexión, en lugar de la oración hablada. Esa práctica respeta la diversidad de nuestra comunidad y es menos probable que algún miembro de la comunidad se sienta incómodo debido a que sus creencias religiosas no son las que se están promoviendo en la reunión especial de la agencia de gobierno. Más bien, es un gesto de respeto a todos los miembros de la comunidad - una invitación a orar (o no) en silencio, cada uno a su manera propia.

Instamos a la Comisión a no cambiar su práctica actual y a rechazar la ordenanza propuesta - no porque es una invitación abierta para un litigio, sino porque la ordenanza propuesta no es coherente con la comunidad rica y diversa que tenemos en Miami-Dade County. De hecho, es difícil pensar en una comunidad  en Estados Unidos más diversa, racial, étnica y religiosamente.

Nuestra comunidad es la cara del nuevo Estados Unidos, nuestra diversidad no es servida por la práctica divisionista de las oraciones por parte de un invitado por el gobierno en las reuniones de la Comisión y las audiencias.
Una copia de la carta original en inglés está disponible aquí: 
http://aclufl.org/pdfs/2012-11-28-ACLUMiamiDadeComLetter.pdf

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)