a
b
No

¿Cómo puede un niño de 3 Años representarse a sí mismo en la Corte?

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

October 29, 2014

Escrito por: Beth Werlin, American Immigration Council & Kristin Macleod-Ball, American Immigration Council.

¿Cómo puede un niño de 3 Años representarse a sí mismo en la Corte?

Cada semana, en los tribunales de inmigración de los Estados Unidos, cientos de niños, algunos de tan sólo unos pocos meses de edad, están en frente de jueces de inmigración y están llamados a defenderse contra la deportación. Entre ellos se encuentra Arturo, * un niño de tres años de edad, quien llegó a la frontera de los Estados Unidos en abril 2014, porque su familia temía por su vida en El Salvador. A pesar de que es sólo un niño, el gobierno ha puesto a Arturo en un proceso de deportación por sí solo. Él no tiene abogado que le ayudara a explicar al tribunal por qué no debe ser deportado.

El caso de Arturo no es inusual. Según el Transactional Records Access Clearinghouse, menos de un tercio de los niños con casos de inmigración pendientes en junio 2014 tenían representación legal.

El martes, los niños demandantes en J.E.F.M. v. Holder, una acción de clase en todo el país que busca garantizar que todos los niños en la corte de inmigración tengan representación legal, pidieron a la corte federal que preside el caso que agreguen a Arturo y otros dos niños a la demanda. En JEFM, los demandantes están retando el fracaso del gobierno que no proporciona consejo legal a niños en la corte de inmigración y piden a la corte que ordenen al gobierno a designar representación legal a los niños no representados que enfrentan la deportación.

El gobierno ha movido para despedir la demanda, argumentando que ninguno de los niños ha sido perjudicado por la falta de representación. Pero los nuevos demandantes y un sinnúmero de otros niños de todo el país están siendo privados de una audiencia en la corte de inmigración justa y están sufriendo un daño real a partir de la incapacidad del gobierno para proporcionarles representación legal.

Arturo fue concebido cuando su madre fue violada cuando tenía sólo 15 años de edad. Después de que ella enfrentó amenazas continuas de su violador, la madre de Arturo huyó El Salvador y dejó a su hijo al cuidado de su tía. Sin embargo, debido a que su familia seguía temiendo por su seguridad en El Salvador, Arturo fue llevado a la frontera en Texas, fue detenido por el gobierno, y puesto en proceso de deportación. Ahora está en el cuidado de su madre en Los Ángeles, que es una residente permanente legal. Sin asistencia legal, Arturo no tiene ninguna manera de explicar a la corte de inmigración si puede permanecer bajo la protección de los Estados Unidos.

Arturo y los otros niños que establecieron la demanda, son ejemplos de que tan crítico es darle a niños representación legal en sus procedimientos judiciales de inmigración. Y, sin embargo, en los últimos meses, el gobierno ha instituido políticas que en realidad agravan el problema. Durante el verano, el gobierno anunció que iba a dar prioridad a los casos de inmigración de los niños y darle menos prioridad a los casos de los adultos, esto crea "expedientes de cohetes" que le dan a los niños aún menos oportunidades de encontrar ayuda legal.

Aunque el gobierno afirma que los jueces de inmigración tienen autoridad para proporcionar a los niños tiempo para encontrar asistencia legal, los abogados y observadores judiciales de todo el país informan que los niños están recibiendo menos tiempo para encontrar abogados. El problema se agrava porque el gobierno está iniciando casos de deportación en contra de más y más niños, esto está agotando los pocos servicios legales pro bono que están disponibles. Por otra parte, los observadores de la corte indican que los jueces de inmigración están pidiendo a los niños a completar formularios complejos, como las solicitudes de asilo, que deben ser completados en inglés, que no es su lengua materna.

Los demandantes en J.E.F.M. argumentan que los niños simplemente no pueden prepararse adecuadamente para estos casos por su cuenta. Un sistema de corte de inmigración que requiere que lo hagan es fundamentalmente injusta y violatoria del debido proceso.

Los niños demandantes de J.E.F.M. están representados por la Unión Americana de Libertades Civiles, American Immigration Council, Northwest Immigrant Rights Project, Public Counsel, y K&L Gates LLP.

*Nombres han sido cambiados para proteger la identidad de nuestros clientes

Esto ha sido adaptado de Immigration Impact.

Pídanle al Presidente Obama que proporcione representación legal a todos los niños que enfrentan deportación.
 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)