a
b
No

Coalición por la defensa de los derechos civiles desafía la política de Arizona que niega licencias de conducir a jóvenes inmigrantes

La demanda alega que la política inconstitucional ataca injustamente a los jóvenes inmigrantes
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Demanda desafía política inconstitucional que niega licencias de conducir a jóvenes inmigrantes

Demanda desafía política inconstitucional que niega licencias de conducir a jóvenes inmigrantes

November 29, 2012

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA

CONTACTAR:
Vesna Jaksic, ACLU Nacional (347) 514-3984 o (212) 549-2666; media@aclu.org
James E. Garcia, ACLU de Arizona, (602) 460-1374; jgarcia@acluaz.org
Adela de la Torre,  Centro Nacional de Derecho Migratorio (NILC), (213) 674-2832; delatorre@nilc.org
Laura Rodriguez, MALDEF, (310) 956-2425; lrodriguez@maldef.org

PHOENIX — Una coalición de organizaciones por los derechos civiles presentó hoy una demanda colectiva desafiando la política inconstitucional de Arizona que niega licencias de conducir a una clase específica de jóvenes inmigrantes aunque ellos hayan crecido en los Estados Unidos y estén autorizados a vivir y trabajar aquí.

La demanda busca bloquear la Orden Ejecutiva de Arizona 2012-06, emitida por la gobernadora de Arizona Jan Brewer el 15 de agosto después que el gobierno federal implementara el programa de Acción Deferida para los Llegados en la Infancia (DACA). El programa permite que ciertos jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron aquí en la infancia vivan y trabajen en los Estados Unidos por un período renovable de dos años. La demanda fue presentada de parte de la Coalición de Arizona por el Acta del Sueño, una organización dirigida por jóvenes inmigrantes, y de cinco individuos jóvenes.

"Las autoridades federales de inmigración han ‘levantado la sombra’ de la deportación para estos lúcidos y trabajadores Soñadores, pero Arizona insiste en seguir su propia política de inmigración dirigida a mantenerlos en la oscuridad," dijo Jennifer Chang Newell, abogada con el Proyecto sobre los Derechos de los Inmigrantes de la ACLU (IRP). "En lugar de negarles a esta gente joven la oportunidad de manejar—una necesidad de todos los días para la mayoría de la gente—nuestros líderes deben trabajar juntos para implementar soluciones a largo plazo que permitan que nuestros talentosos jóvenes inmigrantes realicen el sueño Americano."

La demanda declara que la política de Arizona viola la Cláusula de Supremacía de la Constitución de los Estados Unidos al interferir con la ley de inmigración federal, y también que viola la Cláusula sobre Protección Igualitaria de la Decimocuarta Enmienda al discriminar en contra de ciertos no-ciudadanos. La División de Vehículos Motorizados de Arizona implementó la medida de Brewer el 18 de septiembre.

Alejandra Lopez, de 19 años, ha vivido en los Estados Unidos desde los cuatro años. Una graduada de la secundaria, está casada con un ciudadano estadounidense.

"Es difícil llevar a mi niño al doctor o ayudar a mi dos hermanos menores llegar a la escuela y a sus actividades después de la escuela sin poder manejar," dijo Lopez, quien ha sido otorgada el status federal de acción diferida, incluyendo un permiso para trabajar, en octubre. "Alguien me ofreció una entrevista de trabajo en Tempe (AZ), que está alrededor de 25 millas de donde vivo, pero tuve que rechazarla porque no me permiten manejar un vehículo.”

Un estimado de 1.76 millones de jóvenes en los Estados Unidos califican para el programa de DACA, incluyendo 80,000 en Arizona, de acuerdo al Instituto de Política Migratoria (Migration Policy Institute), un instituto de investigación de políticas públicas (think tank) independiente y sin fines de lucro en Washington, D.C.

Alessandra Soler, directora ejecutiva de la ACLU de Arizona, dijo, "Este un ataque descarado a nuestra juventud. Cuando se les impide a nuestros residentes más jóvenes y lúcidos recibir licencias, asistir a la escuela o al trabajo y buscar realizar sus sueños, comunidades enteras sufren."

Linton Joaquin, abogado del Centro Nacional de Derecho Migratorio (NILC), dijo, "Gente joven como Alejandra tienen tanto por contribuir a Arizona. Desafortunadamente, su esfuerzo por participar plenamente en su comunidad se ve frustrado por la orden ejecutiva ilegal y equivocada de la gobernadora Brewer, la cual específicamente ataca a los jóvenes inmigrantes quienes mucha veces no conocen otro hogar.

El abogado de MALDEF Nicholás Espíritu dijo, "Mientras que el gobierno federal ha reconocido que los Soñadores deben recibir la oportunidad de incrementar su contribución e inclusión en nuestra sociedad, Arizona ha instituido, otra vez, una política inconstitucional e injusta que trata a estos jóvenes de una manera distinta y desigual. Estamos orgullosos de apoyar a los Soñadores en el estado de Arizona para asegurar que esta política sea derogada".

Mientras que el programa de DACA ayuda a otorgar una cuerda de salvamento a muchos jóvenes inmigrantes que han estado viviendo en los Estados Unidos con miedo debido a su estatus migratorio, no invalida la necesidad de que el Congreso promulgue legislación federal que proporcione una hoja de ruta hacia la ciudadanía para el estimado de 11 millones de personas indocumentadas, incluyendo gente joven que vino aquí en sus infancia y son comúnmente denominados Soñadores (DREAMers). 

En adición a la ACLU, la ACLU de Arizona, NILC y MALDEF, el equipo legal incluye la oficina de Phoenix de Polsinelli Shughar, P.C.

Para mayor información sobre el caso, incluyendo una copia de la demanda en inglés: 
www.aclu.org/immigrants-rights/arizona-dream-act-coalition-et-al-v-brewer

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)