a
b
No

Condado de Hennepin lidera el camino en no honrar las órdenes de detención federales de inmigración

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

June 11, 2014

Condado de Hennepin lidera el camino en no honrar las órdenes de detención federales de inmigración

PARA SU DIFUSIÓN INMEDIATA
11 de junio de 2014

Contacte: Angel Manjarrez, amanjarrez@aclu-mn.org, 507.625.7966, 507.995.6566 (c)
St. Paul, MN – El día de hoy, el sheriff del condado de Hennepin Rich Stanek anuncio que Hennepin ya no honrar las órdenes de detención de inmigración de las autoridades federales que solicitan que una persona sea detenida por hasta seis días después de que de otro modo serían liberados. En Mayo, la ACLU-MN envió cartas a todos los sheriffs de Minnesota pidiendo que dejen de cumplir con las peticiones de Retención federales debido a que ACLU cree que son inconstitucionales.
La siguiente declaración se puede atribuir a Charles Samuelson, director ejecutivo del ACLU-MN, con respecto a las acciones del condado de Hennepin:
Estamos muy contentos de saber que el Condado de Hennepin ya no estará cumpliendo con solicitudes detención de inmigración.
La práctica de detener a los individuos sin una razón legal apropiada es problemática y nos alegramos de que el condado de Hennepin tomó las medidas adecuadas para corregir sus acciones. Una orden de detención del ICE no es una orden judicial; no es aprobado por un juez. Esto no quiere decir que se ha producido una constatación sobre el estatus migratorio de la persona; de hecho, muchas órdenes de detención de ICE han sido emitidas contra ciudadanos estadounidenses. Ni siquiera significa que ICE tiene causa probable para creer que la persona es deportable. La ley de Minnesota no provee del sheriff ninguna autoridad para privar a las personas de su libertad porque el gobierno federal sospecha que puede estar sujeto a la ley de inmigración civil.
La decisión de la oficina del Sheriff del Condado de Hennepin refleja el buen juicio que involucrarse en la ley de inmigración debilita la confianza de la comunidad en la policía y hace que todos se sientan menos seguros. Las principales preocupaciones de policiales locales deben ser confianza en la comunidad y la seguridad pública. Las víctimas y testigos de delitos no deben temer llamar a la policía, pero eso es lo que sucede cuando la comunidad teme ese contacto con la policía puede ser el primer paso para una transferencia sin problemas a la cárcel y luego a los procedimientos de inmigración.
Esperamos que otros condados sigan el ejemplo del Condado de Hennepin y dejan de honrar a estas solicitudes inconstitucionales.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)