a
b
No

De pie con las tejanas

En apoyo a la defensa de los derechos de las mujeres en Texas
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

July 2, 2013

La semana pasada, una senadora de Texas llamada Wendy Davis se mantuvo de pie por más de 13 horas para oponerse a una peligrosa propuesta de ley que hubiera cerrado 37 clínicas a lo largo de Texas y habría dejado efectivamente fuera del alcance de las tejanas el aborto seguro, así como otros servicios médicos, entre ellos exámenes de mama.

Algunas personas piensan que Davis es una “mujer maravilla” moderna.  Millones de nosotros observamos orgullosos, inspirados y sobrecogidos  cómo hasta altas horas de la madrugada, defensoras de la salud de la mujer defendieron a las mujeres de Texas.
Tuvimos éxito, pero nuestra victoria duró poco tiempo. Hoy es hora de defender a nuestras hermanas tejanas nuevamente.  El Gobernador Rick Perry convocó a otra sesión especial el día de hoy,  y aunque la sesión se postergó hasta el 9 de julio, el proyecto de ley que amenaza con cerrar casi todas las clínicas comunitarias en el estado sigue en la agenda.

La lucha continúa.  Los políticos en Texas están tratando de volver a los viejos y malos tiempos en cuanto a la salud de la mujer; esto a pesar de que la población en Texas ha dicho NO a este tipo de leyes en múltiples ocasiones.  Los tejanos no quieren que los políticos jueguen al doctor cuando se trata de la salud de la mujer.  Las mujeres no piden consejos a los políticos para hacerse mamografías, para el cuidado prenatal o para los tratamientos contra el cáncer, y creen firmemente que los políticos tampoco deberían estar involucrados en las decisiones médicas que éstas tomen sobre sus embarazos.

Wendy Davis, junto a sus colegas, mostró un coraje increíble al mantenerse de pie por casi 13 horas obligando al Senado a escuchar los testimonios de las tejanas, los cuales no fueron escuchados durante el proceso legislativo regular.  Wendy se mantuvo de pie, literalmente, por nosotros – por todas las mujeres en Texas y en los Estado Unidos, quienes hubieran sido perjudicadas con esta ley.  Y cuando se le impidió seguir adelante, nosotros alzamos la voz.  Alzamos la voz para que quedara claro que sí queremos lo que ella está pidiendo, lo que la constitución nos promete, y lo que merecemos: autonomía, responsabilidad, y privacidad necesarias para tomar nuestras propias decisiones.  La senadora nos dio una oportunidad “de maravilla” para también ponernos de pie por la salud de la mujer, en Texas y a lo largo del país. Es hora de demostrar nuestro apoyo.

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)