a
b
No

Decisión de la Corte mantiene restricciones sobre medicamentos abortivos

La corte protege el acceso a los servicios de aborto para la mayoría de las mujeres en Texas, pero mantiene parcialmente algunas restricciones.
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

October 28, 2013

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA

CONTACTOS:

Robyn Shepherd, ACLU Nacional, 212-519-7829 o 212-549-2666; media@aclu.org
Tom Hargis, ACLU de Texas, 832-291-4776; media@aclutx.org
Oficina de Medios de Planned Parenthood Federation of America, 212-261-4433; media.office@ppfa.org
Kate Bernyk, Center for Reproductive Rights, 917-637-9697; kbernyk@reprorights.org

Austin, Texas – Después de un juicio de tres días, una corte federal bloqueó permanentemente una provisión de la recién promulgada ley que hubiera hecho casi imposible que un tercio de las mujeres en Texas tuvieran acceso a servicios de aborto.

Mientras que el Juez de Distrito Lee Yeakel bloqueó la aplicación del requerimiento que obligaba a los proveedores de servicios de aborto a obtener privilegios de admisión en hospitales locales, la sentencia de ayer ha permitido que otra medida dañina entre en efecto hoy 29 de octubre y la cual restringe severamente el uso de medicamentos abortivos, método seguro y efectivo para terminar con el embarazo a principios de su gestación.

Más de una docena de proveedores de servicios de salud para la mujer, quienes se unieron a la demanda presentada el mes pasado en representación de sus clientes, están considerando más opciones para proteger la salud de las mujeres de cara a esta sentencia.  Los proveedores de servicios que presentaron la demanda están representados por Planned Parenthood Federation of America, Center for Reproductive Rights, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la ACLU de Texas, y la firma de abogados George Brothers Kincaid & Horton.

“La corte hizo lo correcto al bloquear la provisión de privilegios de admisión.  Es inconstitucional y hubiera cerrado los centros de salud a mujeres alrededor del estado,” dijo Louise Melling, directora legal adjunta de la ACLU.  “Estamos disgustados con la sentencia sobre la restricción del uso de medicamentos abortivos, ya que ignora las prácticas médicas aceptadas y obliga a los proveedores a utilizar métodos menos seguros.  No obstante, continuaremos la lucha y exploraremos cada opción para proteger la salud de la mujer.”
Al bloquear el requerimiento de privilegios de admisión, la decisión del juez protege el acceso a servicios de salud de mujeres que viven en extensas partes de Texas, incluyendo áreas alrededor de Ft. Worth, Harlingen, Killeen, Lubbock, McAllen y Waco, en donde un tercio de los centros de salud con licencia estatal tendrían que haber cesado de proveer servicios de aborto si la ley hubiera entrado en efecto.

“Desde el principio hemos apoyado a las personas de Texas para oponerse a los esfuerzos de insultar la inteligencia y perjudicar la salud y seguridad de las mujeres y sus familias,” dijo Terri Burke, directora ejecutiva de la ACLU de Texas.  “Continuaremos esta lucha hasta que todas las mujeres en Texas tengan acceso al cuidado que necesitan.”
Como el Juez Yeakel explicó en su sentencia, “los privilegios de admisión no tienen una relación racional con el mejoramiento de atención a los pacientes.” Además, estos ponen “una carga excesiva en las mujeres que desean abortar.”

Al mantener las restricciones en la ley sobre medicamentos abortivos, los médicos en Texas se verán forzados a retroceder años de investigaciones y experiencia profesional al pedirles a sus pacientes que lleven a cabo un método más antiguo y de protocolos menos efectivos en cuestión de medicamentos abortivos.

“La decisión de hoy ha prevenido una crisis catrastrófica de salud para muchas mujeres en el estado de Texas,” dijo Nancy Northup, presidenta y CEO del Center for Reproductive Rights. “Los políticos, no los doctores, impulsaron estas restricciones inconstitucionales – a pesar de los mejores estándares médicos para la salud de la mujer.  Estamos comprometidos a seguir apoyando a los proveedores de salud en Texas y a nuestros socios para tomar las medidas necesarias para asegurarnos que todas las mujeres en Texas cuenten con los mismos derechos y acceso a atención médica que otras mujeres viviendo en otros estados.”

Las provisiones que fueron dictaminadas ayer fueron parte de un paquete legislativo firmado por el Gobernador Rick Perry el pasado 18 de julio, después de una serie de sesiones legislativas extraordinarias, pero al que se opuso el 80 por ciento de votantes en Texas, de acuerdo a la encuesta del Greenberg Quinlan Rosner Research. Expertos médicos en Texas y a lo largo del país, incluyendo el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, la Asociación Médica de Texas, y la Asociación de Hospitales de Texas, también se opusieron púbicamente a dichas provisiones de la ley ya que no proporciona ningún beneficio médico a las mujeres y lo único que lograrían es poner en peligro su salud y seguridad.

“El fallo de hoy marca una victoria importante para las mujeres en Texas y envía un mensaje claro a los legisladores: es inconstitucional que los políticos pasen leyes que arrebate decisiones personales y privadas de las mujeres y sus doctores.  Esta sentencia protege el acceso a abortos seguros y legales para cualquier mujer en distintas partes del estado, pero a su vez antepone la ideología sobre la ciencia al prohibir un método seguro de aborto para muchas mujeres,” dijo Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood Federation of America. “Esta clase de restricciones en abortos tempranos arrebata una decisión personal y privada de las mujeres y sus doctores.  Las enfermeras y doctores en Planned Parenthood hacen todo lo posible para asegurarse que las mujeres en Texas tengan acceso a atención médica de la más alta calidad sin importar donde vivan.”

Las cortes han bloqueado provisiones similares en otros estados alrededor del país.  Privilegios de admisión con intención de cerrar a todos o casi todos los proveedores de servicios de aborto en Alabama, Mississippi, Dakota del Norte, y Wisconsin fueron bloqueados antes de que surtieran efecto.  Las cortes estatales en Dakota del Norte y Oklahoma han bloqueado permanentemente restricciones anticonstitucionales sobre medicamentos abortivos.  Para más información sobre este caso, puede visitar la siguiente dirección: www.aclu.org/reproductive-freedom/planned-parenthood-v-abbott (sólo en inglés).

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)