a
b
No

Después de 9 años, Manuel Vélez, un Hombre Inocente, es Libre al Fin

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

October 8, 2014

Por Brian Stull, Proyecto de Pena Capital de la ACLU

A las 12:32 p.m. hora del este, mi cliente que es un hombre inocente, salió de prisión y hacia el aire de Huntsville, Texas como un hombre libre.

Por nueve años, Manuel se consumió tras las rejas.  Lo que es irónico de verlo salir caminando fuera de esta prisión en particular, la unidad de ladrillos, la cual es utilizada en ocasiones para procesar liberaciones, es que es mejor conocida por sus ejecuciones.  El estado de Texas ha ejecutado a más de 500 hombres y mujeres ahí.  Manuel era casi uno de ellos.

Manuel fue condenado a muerte en un juicio en el 2008 por la muerte de Ángel Moreno en el 2005, quien fuera el hijo de un año de su entonces novia.  Ángel murió de traumatismo cerebral.  Los expertos médicos del estado presentaron el caso como uno sencillo – su cabeza fue azotada contra una pared o con un objeto duro.  Pero fallaron en reconocer un reporte médico en sus propios expedientes que mostraba que Manuel era inocente.

El reporte mostraba indiscutiblemente que las lesiones en la cabeza de Ángel ocurrieron durante el tiempo en que Manuel estaba a 1000 millas de distancia, trabajando en una construcción en Tennessee.  El neuropatólogo que el estado utilizó para examinar el cerebro de Ángel bajo un microscopio hizo varios hallazgos sobre el momento en que recibió las lesiones la cabeza del niño y los puso en el informe, mismos que los expertos que testificaron por el estado ignoraron por completo.  El abogado de oficio de Manuel también pasó por alto estos hechos fundamentales, junto con otras evidencias médicas, lo que nos llevó a esta cronología.  Manuel era demasiado pobre para contratar su propio abogado.

Durante la apelación, las cortes sostuvieron que las fallas de los abogados fueron inadecuadas constitucionalmente, y ordenaron que a Manuel se le diera un juicio nuevo y justo. Pero también hubo otros problemas.

Manuel, quien habla español como su primera lengua y quien abandonó la escuela en secundaria, es funcionalmente analfabeta en español e inglés.  La policía tenía en la mano una grabadora para grabar los interrogatorios, de hecho la utilizaron para la coacusada, la madre de Ángel.  Pero no grabaron el interrogatorio de Manuel.

En lugar de ello, redactaron dos declaraciones diferentes en inglés e hicieron que Manuel las firmara sin poder leerlas.  Las declaraciones estaban llenas de afirmaciones falsas, incluyendo que Manuel sacudió, lastimó, y mordió al bebé – algo que nunca sucedió en lo absoluto.  Debido a que a los fiscales les gustó una declaración más que la otra – la que tenía más de estos falsos actos – la presentaron ante el jurado como la única declaración verdadera, y afirmaron que la declaración menos culpable era una fabricación de la defensa.  Pero fueron los fiscales quienes estaban inventado.

Sin embargo, el engaño no terminó ahí.  Siguieron perpetrando conductas indebidas al no corregir las afirmaciones falsas de la madre y coacusada ante el jurado sobre la naturaleza de su acuerdo en el que falsamente minimizaba su propia responsabilidad.  Eso no fue todo.  El Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas revirtió la sentencia de muerte del juicio del 2008 porque los fiscales presentaron testimonios sobre las condiciones en la prisión que sabían o deberían de haber sabido que era falsos.

A pesar de todo esto, fue un golpe de suerte el que la inocencia de Manuel fuera descubierta.  Un profesor de leyes de Texas estaba preocupaodo de que Manuel pudiera tener una discapacidad intelectual por lo que le pidió a mi oficina y a dos destacadas firmas de abogados - Carrington, Coleman, Sloman & Blumenthal y Lewis, Roca Rothgerber – trabajar en las apelaciones de Manuel.  Tomó ejércitos de abogados para probar la inocencia de Manuel, pero demasiados hombres que están atados en las cámaras de ejecución a unos cuantos metros no han tenido nunca un buen abogado trabajando en su caso.  Bajo nuestro fallido sistema, gente inocente ha sido y seguirá siendo ejecutada hasta que la pena de muerte sea abolida. 

Si es aún posible incluir una injusticia más a la historia de Manuel, aquí está.  Para garantizar su libertad y que Manuel pudiera ver a su familia el día de hoy, decidió no impugnar los cargos de lesiones imprudenciales a Ángel – por fallar en reportar el abuso de su madre.  Nosotros hubiéramos preferido llevar el caso de Manuel a juicio y probar su inocencia y escuchar las palabras “no culpable”, pero no podríamos justificar el riesgo a fallar, o a tener más injusticias en un nuevo juicio.  No podíamos tomar el riesgo de fracasar cuando teníamos en la mesa un acuerdo de tiempo servido.  Así que mientras él llega a casa como un hombre libre, él todavía está manchado por nuestro sistema fallido.

Pero ahorita es tiempo de estar felices.  En las siguientes seis horas y media, Manuel y yo, y sus otros abogados estaremos en un automóvil viajando 420 millas para llegar a la casa de su hermana en Brownsville, justo al otro lado del río con México.  Ahí su familia estará esperándolo para recibirle, recibir a un hombre que sabían que nunca podría haber hecho lo que se le acusaba y por lo que fue sentenciado a muerte.

Desde que Manuel fue encerrado, su madre y padre envejecieron y se debilitaron y tuvieron que aprender a sobrevivir sin su apoyo.  Sus hijos Ismael y José Manuel dejaron de ser infantes y un niño de primer grado para convertirse en adolescentes.  Elmita, Leticia, Marisol, Virginia, Rafael y Wenceslao, sus hermanos, aprendieron a compensar la ausencia de su hermano.  Sus sobrinos y sobrinas han ido por helados y disfrutado de parrilladas sin Manuel que tanto las disfrutaba.

Hasta ahora.

Después de 420 millas y 9 años, está será una muy alegre reunión.

Pueder ver la primera entrevista de Manuel tras ser liberado aquí: http://noticias.univision.com/video/525115/2014-10-09/edicion-nocturna/v...

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)