a
b
No

Estamos Unidos: South Carolina – Charleston

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

May 2, 2012

Este es un blog bilingüe. Desplácese hacia abajo para Inglés. 

This is a bilingual blog. For English, scroll down. 

Manejamos a Charleston para asistir a otro evento en una iglesia. El abogado André Segura, del  Proyecto  de Derechos para los Inmigrantes de la ACLU presentó una charla breve sobre el caso contra la SB 1070 ante el Tribunal Supremo y el impacto que la decisión tendrá en los diferentes estados. André explicó que la ACLU y otras organizaciones asociadas han entablado juicios enfocados en la naturaleza discriminatoria de las leyes anti-inmigrantes. Por otra parte el caso ante el Tribunal Supremo está centrado en la cuestión de si los estados, tal como Arizona, tienen el derecho de hacer cumplir las leyes migratorias o si esa función le corresponde exclusivamente al gobierno federal.

Daniel habló sobre la campaña e informó a la gente sobre sus derechos, y recordó a la comunidad que tenemos que lograr que nuestras voces sean escuchadas. Recalcó que tenemos el derecho a organizarnos y a estar unidos. Después Dulce compartió su historia ya que ella creció en Arizona. Trató de motivar a los participantes a que dejen de vivir con miedo. Les dijo, “con o sin papeles ustedes tienen derechos básicos”.  Y después les preguntó, “¿ ustedes son trabajadores?”, “¿acaso no merecemos todos ser tratados con dignidad y respeto?” Entonces ayúdennos a parar estas leyes anti-inmigrantes.” Agregó, “Si no hacemos que nuestras voces sean escuchadas, entonces no vamos a tener dignidad ni ser respetados como iguales.” Le preguntó a la audiencia, “¿Somos criminales?” y los miembros de la audiencia respondieron que “no”, sacudiendo sus cabezas. “¡Entonces tenemos que hablar y luchar por nuestros derechos, nuestra dignidad y para ser tratados con el respeto que nos merecemos!”

Se dio la oportunidad para hacer preguntas y un hombre alzó su mano y dijo, “Yo quiero hablar. Conozco a alguien en este cuarto que necesita ayuda. Se de alguien que tiene miedo y no habla de sus problemas porque tiene mucho miedo”. Después unas personas más hablaron sobre sus circunstancias y lo necesario que es que nos mantengamos unidos.

Luego una mujer tomó el micrófono y dijo, “yo soy la mujer que el orador mencionó previamente”. Con lágrimas, su cuerpo temblando y su voz quebrándose, dijo, “Sólo quiero un trabajo, una oportunidad para darle de comer a mi hijo. Estoy enferma, y cuando fui al hospital me rechazaron porque no tengo papeles. Voy y busco trabajo y no puedo mantenerlo porque me pongo muy enferma.  Yo no soy nadie pero quiero que mi hijo sí sea alguien. Y quiero un mejor futuro para mi hijo. Solo pido trabajo, poder trabajar sin miedo, y recibir ayuda médica para estar sana. Solo quiero poder proveer para mi hijo.” Todos en el cuarto, unas 70 personas, en completo silencio, sentimos el dolor de ella y su angustia. Y la mujer terminó de hablar diciendo, “Yo nunca he hablado así en público. Es mi primera vez.  Espero que alguien me pueda ayudar”. Inmediatamente muchas personas fueron a hablar con ella para darle información sobre servicios y ofrecerle ayuda. Fue unos de los momentos más impactantes para el equipo presente. Se notó el cambio. Tuvimos la sensación que la gente ya no quiere vivir con miedo.


We drove on to Charleston for an event at another church. André Segura of the ACLU Immigrants’ Rights Project spoke about SB 1070. He gave a summary of the Supreme Court case and explained what the decision may mean for other states. He explained that the ACLU and other partner organizations have filed other lawsuits focused on the discriminatory nature of the anti-immigrant laws. The case now before the Supreme Court focuses on whether states like Arizona have the right to enforce immigration laws or whether that capacity falls under the exclusive jurisdiction of the Federal Government.

Daniel spoke about the campaign and shared some “know your rights” information. He reminded the community that they have the right to speak up, organize, and unite as a community. Afterward, Dulce, having grown up in Arizona, shared her story. She encouraged people not to live in fear, pointing out that with or without papers, everyone has basic rights. “Are you hard workers? Don’t we all deserve to be treated with dignity and respect? Then help us to stop these anti-immigrant laws!” She added, “If we don’t speak up, then we won’t have dignity and won’t be respected as equals.“ When she asked, “Are we criminals?” the audience shouted no! and shook their heads. “Then we should speak up for our rights, for our dignity, and be treated with the respect we deserve.”

We opened the floor for questions and a man raised his hand and said, “I want to speak! I know someone in this room that needs help. I know someone who is afraid and will not speak up about her problems because she is scared.” And a few more people spoke about their situations and how we need to be united.

Then a woman took the mic and said, “I am that woman the man mentioned earlier. Yo soy la mujer sobre quién el hombre hablaba.” She took the microphone, tears in her eyes, her body shaking. Her voice breaking, she continued, “All I want is a job, an opportunity, because I need to feed my child. And I am sick. I have gone to the hospital and they won’t help me because I don’t have papers. And I try to get a job and I can’t get work because I get sick. I know I am not someone. I want my son to become someone. All I want is a better future for my son. All I am asking is for a job, and to be able to work, and to get help to be better and healthy. I just want to provide for my child.” The roughly seventy people in the room were silent.  She ended, “I have never spoken out like this before. I have never spoken publicly about my story. I hope someone can help me.” Immediately, several people went to her and spoke to her about services, offering their help.

This visit was by far one of the most powerful for all the team members who were present. One could see the change in people there, a shift away from living in fear.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)