a
b
No

Florida: ACLU pide poner fin a aplicación de ley que discrimina a matrimonios de personas gay

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Lindsay Myers y Sarah Humlie son una de las parejas representadas en la demanda

Lindsay Myers y Sarah Humlie son una de las parejas representadas en la demanda

April 28, 2014

TALLAHASSEE, FL – La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) de la Florida ha presentado una moción pidiendo a un juez federal detener de inmediato que el estado de Florida aplique leyes que prohíben el reconocimiento de los matrimonios del mismo sexo. Así mismo, la organización añadió recientemente como demandante  en el desafío legal, a una mujer que recientemente enviudó, y quien vive en Ft. Myers.  Arlene Goldberg acompaña ahora a ocho parejas del mismo sexo y la organización en defensa de los derechos de las personas gay, lesbiana, bisexual y transgénero (LGBT) SAVE, con sede en el sur de la Florida (anteriormente conocida como SAVE Dade),  en la demanda contra el estado por la negativa de la Florida para reconocer los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados fuera del estado.

Arlene Goldberg y Carol Goldwasser habían sido amigas desde que ambas eran adolescentes en el Bronx y se hicieron pareja a la edad de 20. Las dos se mudaron a la Florida en 1989 por razones de salud de Carol, y viajaron a Nueva York para casarse en octubre de 2011, tres meses después de que dicho estado comenzara a llevar a cabo matrimonios del mismo sexo. En los meses siguientes, la salud de Carol se deterioró y el 13 de marzo de 2014, el mismo día que la ACLU de la Florida anunció la demanda, Carol Goldwasser falleció después de que las dos habían estado juntas por 47 años.

"Se me rompió el corazón cuando Carol partió, pero yo sabía que era su hora de irse", dijo Arlene. "Me estaba preparando para el dolor de perder a la persona que he amado durante tanto tiempo, pero lo que hace que sea aún peor es lo que ha pasado después, porque la ley nos trata como si nunca nos conocimos. Carol y yo nos amábamos desde hace casi medio siglo; nos casamos. Se supone que eso significa algo, pero la Florida dice que Carol y yo somos dos extrañas.”

Arlene y Carol habían estado viviendo  junto a los padres de Carol, de 89 y 92 años de edad, a quienes estaban cuidando, pero ahora Arlene está cuidándolos sola. El ingreso primario de Arlene es proveniente del Seguro Social; Carol había sido previamente directora Instalaciones de Peaje para el Condado de Lee, y su pago del  Seguro Social fue mucho mayor que el de Arlene. Lo que sucede ahora es que para efectos de determinar el estado civil, el Seguro Social toma en cuenta el estado de residencia, y ya que Florida no reconoce su matrimonio, Arlene no puede cobrar los pagos del Seguro Social de su cónyuge como otras viudas hacen. La dificultad financiera resultante pondrá en peligro la capacidad de Arlene de seguir apoyando a los padres de Carol.

"Durante casi medio siglo, Arlene y Carol construyeron una vida juntas, y tras muerte de Carol, el estado de la Florida está obligando a Arlene a continuar como si las dos fueron simplemente roommates o compañeras de cuarto". Afirmó el abogado de Derechos LGBT de la ACLU de Florida, Daniel Tilley. "El dolor innecesario que Arlene ha tenido que soportar es algo con lo que ningún viudo o viuda debería tener que lidiar al mismo tiempo del duelo. Esta es exactamente la razón por la cual la Florida debería poner fin a su discriminación contra las parejas del mismo sexo casadas.”

En la Propuesta de Medida Cautelar interpuesta durante la tarde del viernes, 25 de abril, la ACLU afirma que las prohibiciones de reconocimiento del matrimonio de la Florida perjudican a todos los demandantes representados en el caso, debido a la estigmatización de ellos y de sus hijos, y al negarles el acceso a las protecciones estatales y federales. El movimiento afirma que, debido a los irreparables daños a los que los demandantes están siendo expuestos, y ya que a los acusados estatales no estarían expuestos a ningún daño al momento de poner fin a estas prohibiciones, lo mejor para el público es que la corte prohíba que se apliquen estas restricciones de reconocer los matrimonios de los demandantes. 

"Estamos orgullosos de representar a Arlene como lo estamos de representar a todos los demandantes, y de asegurarnos de que ningún otro floridano enfrente un trato discriminatorio al momento de planificar su vida, y de cuidar o  sentir duelo por un ser amado”, añadió Tilley. "Es por eso que hemos pedido al tribunal que se apresure en constatar que estas leyes que tratan de forma diferente a algunas parejas de enamorados y les niegan la seguridad y la protección del matrimonio, sólo porque son gay - son perjudiciales y contra los valores establecidos en nuestra constitución.”

Los demandantes están representados por abogados de la ACLU y la ACLU de la Florida, así como por Stephen Rosenthal, del bufete Podhurst Orseck.

Una copia de la moción presentada el viernes está disponible aquí:
http://aclufl.org/resources/marriage-recognition-lawsuit-motion-for-prel...

Una demanda enmendada se ha presentado ante el tribunal añadiendo a Goldberg como demandante. Una copia de dicho documento está disponible aquí:
http://aclufl.org/resources/grimsley-albu-v-scott-et-al-amended-complaint/

Información adicional sobre el caso, incluyendo biografías de los demandantes, está disponible aquí, en español: espanol.aclufl.org/igualdadmatrimonial
 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)