a
b
No

Grupos demandan nueva investigación sobre el asesinato de un joven de Massachusetts a manos de la policía

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

January 23, 2013


Tres grupos de derechos civiles demandaron una segunda investigación sobre el caso de Malcolm Gracia, un joven de 15 años, que murió a manos de la policía de New Bedford, Massachusetts. Los grupos cuestionaron las conclusiones de la primera investigación llevada a cabo por el fiscal del condado de Bristol, que justificó las acciones de los oficiales. Por medio de una carta a la procuradora general Martha Coakley, se pidió una investigación nueva e independiente, también como una investigación sobre las prácticas de la policía de New Bedford.

El día del incidente, Malcolm Gracia jugaba con un amigo en una cancha de basquetbol que estaba vigilada por la policía local a través de cámaras de seguridad. Los oficiales dicen haber visto a los dos jóvenes, a quien no reconocieron, y que supuestamente se saludaron usando un saludo pandillero. Momentos después, patrullas fueron enviadas a la cancha para investigar a los dos jóvenes, un encuentro con un fin trágico.  Dos testigos declararon que un oficial se acercó a los jóvenes y demandó que pusieran las manos en el aire. Luego, intentó arrojarlos sobre un vehículo estacionado en la calle para registrarlos. Durante el encuentro, Gracia apuñaló al oficial y trató de huir. Dos otros oficiales que llegaban al sitio dispararon, primero con una pistola paralizante (Taser) y después con tres balas. Por lo menos una bala penetró el cuerpo de Gracia, hiriéndolo y tirándolo al suelo. Sin embargo, los oficiales volvieron a disparar tres veces más, matando a Gracia con una bala a la cabeza. El hecho que ignoró el reporte del fiscal es que Gracia ya estaba en el suelo, herido por una bala, cuando los oficiales volvieron a disparar. La evidencia forense también indica que tres balas fueron disparadas desde atrás, y desde una distancia considerable,  lo cual contradice las alegaciones de los policías de que percibieron que Gracia representaba un peligro en el momento que dispararon las balas fatales. 


Las organizaciones civiles también pidieron que se investigue la práctica llamada “meet and greet” que la policía usa para hablar con los residentes. Los grupos alegan que estos encuentros entre la policía y los residentes que están supuestos ser voluntarios, en actualidad no lo son, y que se usan para intimidar a los jóvenes de color. 
Los grupos declararon que, de acuerdo con la evidencia en el reporte del fiscal, los policías actuaron ilegalmente en parar a Gracia y su compañero, ya que ninguno de los dos jóvenes había hecho nada ilegal que les diera razón para detenerlos. La NAACP de New Bedford declaró que ha recibido múltiples quejas de residentes de la zona sobre estos acercamientos de parte de la policía.


Los grupos autores de la carta a Coakley son la Unión Estadounidense de Libertades Civiles  de Massachusetts (American Civil Liberties Union de Massachusetts o ACLU de Mass.), la Conferencia del Área de Nueva Inglaterra de la NAACP (New England Area Conference NAACP), la oficina de New Bedford de NAACP y el Comité de Abogados para Derechos Civiles y Justicia Económica (Lawyers Committee for Civil Rights and Economic Justice).
Para más información sobre el caso: http://www.aclum.org/gracia

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)