a
b
No

La ACLU de Florida radica demanda para poner fin a política de “sólo tarjetas postales” de la Cárcel del Condado de Flagler

"Tengo mucho más que necesito compartir con mi marido en este momento", dice la demandante sobre el desafío legal a la restricción que impone la cárcel a la expresión de reclusos, sus familias y amigos
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

February 21, 2013

El día de ayer, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de la Florida y el Florida Justice Institute (FJI)  presentaron una demanda colectiva federal contra el Sheriff del Condado de Flagler, para impugnar la constitucionalidad de la política de  restricciones de la cárcel del condado en cuanto al correo de los reclusos.  El reciente electo alguacil Jim Manfre, ha continuado la prohibición del ex alguacil Flemming en cuanto a las cartas que ingresan a la institución penitenciaria. Dicha prohibición requiere que la correspondencia dirigida a los reclusos sea escrita en una tarjeta postal ("post card").

La ACLU y FJI representan a Jennifer Underwood, una madre de dos hijos, cuyo marido Thomas Underwood se encuentra detenido en la cárcel del condado de Flagler en espera de juicio. La demanda pide al tribunal que detenga la  práctica inconstitucional de Manfre de limitar el correo de la familia Underwood y  de otros en situación similar, solamente a tarjetas postales cortas y públicamente legibles.

"Echo de menos a mi marido terriblemente y sólo quiero poder escribir una carta sobre lo que está pasando en casa y con los niños, sin exponer nuestra vida personal en una postal que pueda ser leída por cualquiera", declaró Jennifer Underwood. "Una postal tiene el espacio suficiente para decir: ‘Te echo de menos y me gustaría que estuvieras aquí’, pero la verdad es que en este momento yo tengo mucho más que compartir con mi marido que lo que puedo poner en la pequeña-aprobada tarjeta postal.”

"Es difícil explicarles a mis hijos pequeños por qué no pueden enviarle un dibujo a su papá ", continuó. Las reglas de la cárcel prohíben que los niños -como los hijos de la familia Underwood- visiten a los presos, así que no pueden ver a sus padres. 

La política se aplica a todos aquellos recluidos en la cárcel del condado, incluyendo tanto a los que están cumpliendo una condena, como aquellos que están en espera de juicio a quienes, por lo tanto, legalmente  se les presume inocentes.

"Debería ser algo de sentido común el que una mujer no  pierda  la opción de comunicarse con su esposo, cuando éste está en la cárcel en espera de juicio, y se presume que es inocente", dijo Yvette Acosta MacMillan, abogada de la ACLU de Florida y abogada en el caso. "La política de la cárcel del condado de Flagler viola los derechos de los presos y sus familiares o amigos. Cuando las personas no pueden compartir información libremente, todo el mundo sufre.”

La comunicación por correo es a menudo la única forma viable de comunicación para los reclusos y sus seres queridos., Los miembros de la familia se encuentran a menudo a larga distancia y el único teléfono disponible es de cobro a destino y es muy costoso. Además, las visitas en persona están limitadas a un período corto una vez a la semana, por lo que si un ser querido está trabajando durante ese período, no pueden comunicarse en persona. Tanto las conversaciones telefónicas como en persona son fácilmente escuchadas por otros reclusos, guardias y otros visitantes. Por lo tanto la correspondencia de carta cerrada es el único recurso confidencial para comunicarse con la familia y otros seres queridos.
"Simplemente porque un miembro de la familia está en la cárcel no significa que deje de ser parte de la familia", dijo Randall Berg, Director Ejecutivo de Florida Justice Institute. "Sin embargo, esta política de ‘sólo tarjetas postales’ obliga a los miembros de la familia a escribir todo en forma abreviada, lo cual  puede ser leído por cualquier persona, o a veces hace que no escriban nada en absoluto. Aquellos que son privados de su libertad, y sus familiares y amigos, tienen que poder discutir temas de salud y finanzas, y compartir palabras de aliento de una manera completa y privada. Las tarjetas postales simplemente no lo permiten. Los familiares de los reclusos en estas situaciones en efecto, son silenciados por la política del Sheriff, o corren el riesgo de transmitir información personal o confidencial a otros y, potencialmente, de ponerse en peligro. "

La política de ‘sólo tarjetas postales’ no solo viola los derechos constitucionales, sino que puede ser un obstáculo para permitir que las personas son convictos puedan integrarse con éxito en la comunidad después que salen de la cárcel. Mantener estrechos lazos personales con la familia, los amigos, y la comunidad fuera de la cárcel reduce la probabilidad de que el recluso, una vez puesto en libertad, cometa nuevos delitos y regrese a la cárcel o prisión.

La ACLU y FJI ganaron un caso similar en el 2012, cuando se impugnó una política de ‘sólo tarjetas postales’ en la cárcel del condado de Santa Rosa. El Sheriff de Santa Rosa abandonó la política y pagó 135.000 dólares en honorarios de abogados y costos a la ACLU y FJI por sus esfuerzos en la obtención de la sentencia.

"Los tribunales han establecido que, el simple hecho de que tu ser querido está en la cárcel, no le autoriza al gobierno restringir tu capacidad de comunicarte con esa persona, ni restringir la forma en que recibes información de ella", dijo Benjamin Stevenson, abogado de la ACLU de la Florida con sede en Pensacola, quien también es abogado en el caso del condado de Flagler, así como en el caso anterior en el condado de Santa Rosa. "Escribir y compartir pensamientos y obras de arte con sus seres queridos es una de las cosas más importantes para ayudar a mantener a los reclusos relacionados con sus familiares y amigos, y expresar sus reflexiones desde la cárcel. Las personas encarceladas y sus allegados no deben limitarse a escribir correspondencia sobre temas privados -como cuestiones financieras, médicas, o de relación- sólo porque esos mensajes estarán a la vista de todos, o porque simplemente no hay suficiente espacio para escribir. "


La demanda fue presentada ante la División de Jacksonville del Tribunal Federal de Distrito del Centro de la Florida.

Una copia de la demanda se encuentra disponible aquí, en inglés: http://aclufl.org/pdfs/2013-02-UnderwoodManfrePostcardComplaint.pdf  

# # #

Acerca de la ACLU de la Florida
La ACLU de la Florida es un organismo de control que vela por las libertades, trabaja todos los días en los tribunales, en la legislatura y a lo largo y ancho de la Florida para defender los derechos individuales y las libertades personales garantizados por la Constitución de los Estados Unidos, de la Florida y la Carta de Derechos. Para obtener información adicional, visite nuestro sitio web en: www.aclufl.org

Acerca de Florida Justice Institute
El Florida Justice Institute es una organización privada, sin fines de lucro, de ámbito estatal, de litigios de interés público, fundado por los líderes de los colegios de abogados en 1978 para llevar a cabo litigios importantes y sistémicos que involucran derechos civiles de las personas recluidas en cárceles y prisiones de la Florida, casos relacionados con vivienda y discapacidad l-relativos a discriminación, así como demandas colectivas para las personas sin hogar. Para obtener información adicional, visite nuestro sitio web en: www.FloridaJusticeInstitute.org

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)