a
b
No

La ACLU demanda a la NSA por programa de espionaje telefónico

La ACLU, quien es cliente de Verizon, opina que la recopilación de información por parte del gobierno viola los derechos estipulados en la primera y cuarta enmienda.
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Programa de espionage telefónico por parte de la NSA

Programa de espionage telefónico por parte de la NSA

June 11, 2013

NUEVA YORK – La Unión Americana de Libertades Civiles y la Unión Neoyorquina de Libertades Civiles interpusieron el día de hoy un recurso de inconstitucionalidad en contra de un programa de vigilancia que utiliza la Agencia Nacional de Seguridad para recopilar información acerca de cada llamada telefónica realizada dentro, desde o hacia los Estados Unidos. La demanda alega que el programa viola los derechos de libertad de expresión y asociación que protege la Primera Enmienda y el derecho de privacidad que protege la Cuarta Enmienda. La demanda también alega que el operativo sobrepasa la autoridad conferida por el Congreso a través de la Ley Patriota.

“Este operativo es con seguridad una de las mayores iniciativas de vigilancia lanzadas por un gobierno democrático en contra de sus propios ciudadanos”, dijo Jameel Jaffer, director jurídico adjunto de la ACLU. “Equivale a exigir que cada estadounidense le reporte diariamente al gobierno cada lugar que visitó, cada persona con la que habló por teléfono, la hora a la que se hizo cada llamada y la duración de cada conversación. El programa sobrepasa con creces los permisivos límites establecidos por la Ley Patriota y representa una grave violación a los derechos de libertad de asociación y privacidad”.

La ACLU es cliente de Verizon Business Network Services, el destinatario de la orden judicial FISA secreta publicada en The Guardian la semana pasada. La orden requiere que la compañía “reporte 'continua y diariamente' detalles de las llamadas telefónicas” tales como llamadas realizadas o recibidas y cuándo se realizaron dichas llamadas. La demanda alega que la apropiación general y la capacidad del gobierno de examinar los registros telefónicos de la ACLU ponen en peligro información confidencial relacionada con sus funciones, socavando su capacidad como organización de sostener conversaciones legítimas con sus clientes, periodistas, socios activos y otros.

“El razonamiento que utiliza el gobierno para justificar el programa es la espantosa lógica de que pueden recopilar la información de todos ahora y dejar las preguntas para después”, dijo Alex Abdo, abogado del Proyecto de Seguridad Nacional de la ACLU. “La Constitución no permite que se vigile a cada persona en el país sin que existan sospechas delictivas.”

La demanda interpuesta en el 2008 por la ACLU que cuestionó la constitucionalidad de la Ley de Enmiendas FISA, la cual autorizó el llamado “programa de escucha telefónica sin orden judicial”, fue rechazada en febrero por la Corte Suprema en una decisión 5-4 debido a que los demandantes no podían comprobar que habían sido monitoreados. Los abogados de la ACLU que respaldan la demanda del día de hoy, dijeron que no prevén que la legitimización sea un problema en este caso debido a la orden judicial FISA revelada la semana pasada.

El día de ayer, la ACLU y la Clínica de Libertad en los Medios y Acceso a Información de la Escuela de Derecho de Yale presentaron una moción ante el Tribunal FISA, pidiendo que publique sus opiniones con respecto al significado, alcance y constitucionalidad de la Ley Patriota Sección 215. La ACLU también se encuentra litigando una demanda en contra de la Ley de Libertad de Información, interpuesta en octubre del 2011, que exige que el Departamento de Justicia informe cómo el gobierno aplica e interpreta la Sección 215.

“Debe existir una marcada línea en donde se detenga la recopilación de información”, dijo la directora ejecutiva de la NYCLU, Donna Lieberman. “Si no decimos que esto es excesivo, ¿cuándo será excesivo?”

Los abogados a cargo del caso son Jaffer y Abdo en colaboración con Brett Max Kaufman y Patrick Toomey de la ACLU y Arthur N. Eisenberg y Christopher T. Dunn de la NYCLU.

Puede encontrar una imagen interactiva que analiza la orden judicial FISA secreta revelada la semana pasada aquí.

 

Puede encontrar la demanda de hoy visitando:
aclu.org/national-security/aclu-v-clapper-complaint

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)