a
b
No

Lo que la decisión por parte del Tribunal Supremo de escuchar un reto a DOMA debería significar para parejas binacionales del mismo sexo

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
EL Tribunal Supremo concedió escuchar el reto de Edie Windsor a DOMA

EL Tribunal Supremo concedió escuchar el reto de Edie Windsor a DOMA

December 19, 2012


Por Ian Thompson, Oficina Legislativa de la ACLU
El viernes, 7 de diciembre, el Tribunal Supremo concedió escuchar el reto de Edie Windsor a la discriminatoria Acta en Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglás en inglés).  A pesar de que Edie y su viuda, Thea Spyer, estuvieron juntas por más de cuatro décadas y se casaron legalmente en Canadá en el 2007, DOMA requirió que el gobierno federal tratase a la pareja como extranjeros legales. Cuando Thea murió en el 2009, forzaron a Edie a pagar más de $363,000 en impuestos sucesorios federales, cifra que habría sido cero si hubiese estado casada con un hombre.

El caso de Edie ilustra una de las muchas maneras con las que DOMA daña a las parejas casadas del mismo sexo y a sus familias todos los días. Tal vez una de las maneras más crueles se manifiesta en el área del derecho de inmigración. Los estadounidenses con esposos(as) extrajeros(as) de sexo opuesto pueden patrocinar a sus parejas para que obtengan residencia permanente en los Estados Unidos. Por culpa de DOMA, esta opción no existe para las parejas casadas del mismo sexo en las cuales una de las personas es ciudadana de otro país. Como Chris Johnson del Washington Blade remarca, esta discriminación causa que las parejas binacionales del mismo sexo vivan con miedo a ser separadas y con el riesgo que el miembro(a) inmigrante de la pareja sea deportado(a).

El 10 de diciembre, una coalición de más de 50 organizaciones, incluyendo la ACLU, envió una carta al presidente Obama urgiendo que, dada la decisión por parte del Tribunal Supremo de escuchar el reto de Edie a DOMA, la administración mantenga en un estado pendiente ("hold in abeyance")—en lugar de rechazar—las solicitudes de parejas binacionales del mismo sexo para obtener la residencia permanente, solicitudes que sino fuese por DOMA podrían ser aprobadas, hasta que el Tribunal emita una decisión.

Como indica la carta, mantener estas solicitudes en lo que se conoce como un estado pendiente (abeyance) es una manera de preservar el estatus quo y prevenir "el daño irreparable, e inconstitucional que de otra manera se le haría a familias legalmente casadas." Esta medida tiene precedente y es congruente con otras acciones previamente tomadas por parte de viudas(os) de ciudadanos estadounidenses y de extranjeros viviendo con VIH. La carta prosigue una decisión por parte del Comité Hispano del Congreso (Congressional Hispanic Caucus) a fines de noviembre de incluir protecciones para las parejas binacionales del mismo sexo como parte clave de los principios que guíen una reforma migratoria integral.

Adicionalmente, el 5 de octubre el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) emitió directivas por escrito estableciendo que los lazos de una pareja o esposo(a) del mismo sexo contarían como un factor positivo al determinar alivio discrecional para evitar deportaciones en casos de inmigrantes. Estas directivas, las cuales hicieron claro que "los lazos familiares" incluyen a familias inmigrantes de LGBT, fue un paso alentador por parte de DHS. Esperamos que la decisión de escuchar el caso de Edie sea el principio del capítulo final de una de las leyes federales restantes que exige el trato discriminatorio a individuos basándose en su orientación sexual.  Al actuar ahora sobre "abeyance," la administración podría eliminar una nube de miedo e incertidumbre que sienten estas parejas al permitirles permanecer  juntas hasta que el Tribunal Supremo emita su decisión.  Esto queda ahora decisivamente en manos de la administración.

English

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)