a
b
No

No los sospechosos de siempre: E-verify preocupa a un grupo variado

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Objeciones de la ACLU y sus aliados al programa de E-Verify

Objeciones de la ACLU y sus aliados al programa de E-Verify

February 27, 2013

Por Chris Calabrese, abogado legislativo, Oficina Legislativa de Washington de la ACLU

La ACLU y diversas otras organizaciones enviamos una carta al Congreso el 20 de febrero describiendo las preocupaciones que el programa de E-Verify nos genera. Este tipo de cartas no son inusuales—en D.C. diversos grupos tratan con frecuencia de demostrar un grado de apoyo o de oposición a algún programa en particular. Pero es sorprendente ver cuántos grupos que tienen poco o nada que ver con inmigración están preocupados por el programa de E-Verify.

Ok, respira hondo. Aparte de partidarios de la reforma migratoria, los siguientes grupos tienen objeciones con E-Verify: libertarios y bibliotecarios; defensores de los derechos de los trabajadores y dueños de pequeños negocios; aquellos que están preocupados por la extralimitación gubernamental, los gastos excesivos por parte del gobierno y la desigualdad económica; grupos dedicados a limitar el alcance del dinero en la política y aquellos que protegen la libertad de expresión, los derechos civiles e instrucción en el hogar (“home schooling”). Y no nos olvidemos, por supuesto, de un gran número de grupos en servicio al consumidor y en defensa de la privacidad. ¡Es una lista impresionante!

Pero el simple hecho es que mucha gente—independiente de qué piensen sobre los detalles específicos de la reforma migratoria—quieren hacer las cosas bien. Lo cual significa hacerlo sin el sistema de E-Verify que en nuestra carta describimos como irremediablemente fallido. ¿Qué une a estos grupos?

Mucho:

  • E-Verify impone costos de aplicación de las leyes de inmigración a los estadounidenses. Errores del sistema harán que miles de trabajadores legales tengan que visitar oficinas legales para ejercer sus derechos al trabajo.
  • Errores del programa E-Verify impactan desproporcionadamente a los grupos minoritarios: incluyendo a jóvenes trabajadores, mujeres casadas, ciudadanos naturalizados, inmigrantes legales e individuos con múltiples apellidos, incluyendo muchos hispanos.
  • E-Verify recluta a los empleadores para que funcionen como agentes de inmigración. De acuerdo al Gobierno de Bloomberg, los negocios pequeños tendrán que gastar hasta $2.6 billones cada año para implementar el sistema.
  • E-Verify exacerbará la usurpación de identidad. E-Verify incrementará la demanda por identidades robadas y permitirá que ladrones usen sus base de datos para determinar la validez de un número de seguridad social.
  • E-Verify crea un sistema de identificación defacto. Dado que el sistema permite la identificación de identidad, puede ser usado para monitorear acceso a cualquier servicio público o privado sobre el estatus de inmigración o cualquier otro criterio.

Lectores de muchos años de este blog saben que hemos venido sonando la alarma sobre E-verify y una identificación nacional desde hace mucho tiempo. Pero ya que forma parte de las noticias y es parte de toda propuesta de inmigración, sabemos que tenemos mucho trabajo por delante y estamos dispuestos a realizarlo. Vamos a trabajar tomados del brazo con nuestro grupo variado de amigos y aliados para que estas preocupaciones sean abordadas porque la reforma migratoria no debería resultar en injusticia o daños a la privacidad de ningún estadounidense o residente legal.

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)