a
b
No

Tribunal federal de apelaciones dictamina que prohibición de licencias de manejo para DREAMers debe terminar

Panel determina que jóvenes inmigrantes están siendo perjudicados por prohibición de licencias de la gobernadora Brewer
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Arizona Dream Act Coalition vs. Brewer Photo: Daniel Palomino

Arizona Dream Act Coalition vs. Brewer Photo: Daniel Palomino

July 7, 2014

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA
7 de julio de 2014

CONTACTOS:
Steve Kilar, ACLU de Arizona, 602-492-8540, skilar@acluaz.org
Patricia Flynn, ACLU nacional, 212-519-7835, 917-442-4024, media@aclu.org
Adela de la Torre, Centro Nacional sobre Leyes Migratorias, 213-400-7822, delatorre@nilc.org
Larry González, MALDEF, 202 466-0879, lgonzalez@rabengroup.com

PHOENIX – La gobernadora de Arizona Jan Brewer estuvo incorrecta al negarle a jóvenes inmigrantes recibir licencias de manejo, dictaminó hoy un panel de jueces federales. El Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el Noveno Circuito ordenó a la División de Vehículos Motorizados de Arizona dar fin a su política de negar licencias a jóvenes inmigrantes que vinieron a EE.UU. en la infancia. Este grupo de jóvenes—quienes tienen permiso del gobierno federal para vivir y trabajar en los EE.UU.—se ven seriamente perjudicados por su incapacidad para obtener licencias de conducir, dijo el tribunal.

El tribunal dictaminó que es probable que la política de Arizona de negar licencias se determine inconstitucional, porque discrimina indebidamente en contra de algunos jóvenes inmigrantes. Este es el paso legal más reciente en la demanda de una coalición de derechos civiles en contra de dicha política discriminatoria, lo que impidió a jóvenes de Arizona a quienes se les concedió la autorización de trabajar a través del programa de Acción Diferida para los Llegados en su Infancia (DACA por sus siglas en inglés) solicitar la identificación expedida por el estado.

La noticia fue bien recibida por los demandantes en la disputa legal, incluyendo Carla Chavarría, un miembro de la Coalición del Dream Act de Arizona, quien dijo: "La decisión de hoy quitará una carga tremenda que yo –junto con miles de otros residentes de Arizona– enfrentamos a diario. Al permitirnos solicitar las licencias que necesitamos para manejar a la escuela y al trabajo, finalmente vamos a poder contribuir más plenamente a las comunidades que amamos".

"El fallo del Tribunal confirma que la discriminación contra estos jóvenes inmigrantes de Arizona viola nuestra Constitución", dijo Jennifer Chang Newell, principal abogada del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU. "La gobernadora Brewer acaba de recibir una llamada de atención: es hora de que Arizona deje de ponerse en el camino de estos jóvenes trabajadores, que están tratando de alcanzar el sueño americano".

Karen Tumlin, abogada gerente del Centro Nacional sobre Leyes Migratorias, dijo: "La decisión de hoy reconoce finalmente que los jóvenes inmigrantes de Arizona no son diferentes de nadie que esté autorizado para vivir y trabajar en el país, y tratarlos de manera diferente es simplemente incorrecto. Nuestros demandantes han luchado duro y por largo tiempo para ser reconocidos por el estado que les encanta, y estamos emocionados de ver que los tribunales han ordenado la eliminación de una importante barrera para permitir que estos jóvenes contribuyan más plenamente a sus familias, la comunidad y la economía".

"Esta es una gran victoria para los inmigrantes jóvenes que no quieren otra cosa sino contribuir de manera significativa a las comunidades en su estado de Arizona", dijo Alessandra Soler, directora ejecutiva de la ACLU de Arizona. “La gobernadora Brewer decidió jugar a la política con las esperanzas y los sueños de estos jóvenes al negarles las licencias, y estamos extremadamente contentos de que la corte analizó y encontró que no había ninguna razón racional para discriminarlos."

La Unión Americana de Libertades Civiles, el Centro Nacional sobre Leyes Migratorias, el Fondo México-Americano de Defensa Legal y Educativa y la ACLU de Arizona desafiaron la orden ejecutiva y las políticas relacionadas de la gobernadora Brewer en el Tribunal, alegando que la prohibición viola el derecho constitucional de los DREAMers a la protección igualitaria ante las leyes.

Hoy, al otorgar una medida cautelar, el Noveno Circuito acordó que los DREAMers sufrieron un "daño irreparable" a causa de la política de la gobernadora Brewer, en particular debido a que la negación de una licencia de conducir limitó sus oportunidades de empleo. El tribunal también determinó que los demandantes pueden tener éxito estableciendo que la prohibición arbitraria de la gobernadora Brewer infringe indebidamente la autoridad exclusiva del gobierno federal sobre inmigración mediante la inhibición de la habilidad de los demandantes de trabajar al estar autorizados.

En septiembre de 2013, en un esfuerzo por eludir la demanda, la gobernadora Brewer amplió la prohibición de licencia de manejo a otros grupos de inmigrantes — incluyendo las víctimas de delitos, sobrevivientes de violencia doméstica y sus hijos. La administración de Brewer aparentemente esperaba que al ampliar la prohibición a otras categorías de inmigrantes de "acción diferida", haría constitucional la prohibición a los DREAMers mediante la imposición de la política discriminatoria del estado a otros grupos similares de personas que no son ciudadanas. Sin embargo, como los demandantes han argumentado ante el Tribunal, tomar como objetivo a grupos adicionales de inmigrantes con el fin de continuar con la discriminación del estado contra los DREAMers es igualmente inconstitucional.

"Hoy, los tribunales federales tuvieron que intervenir para impedir que Arizona discriminara a los destinatarios de DACA a quienes deberían estar acogiendo", dijo Víctor Viramontes, Asesor Jurídico Nacional de MALDEF, quien discutió el caso en el Noveno Circuito. "Después de otra derrota en la corte, Arizona debería dejar su batalla sin sentido contra los inmigrantes".

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)