a
b
No

La ACLU defiende límites a detención “obligatoria” de inmigrantes

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

April 7, 2015

Original en Ingles https://www.aclum.org/news_4.6.15 

Traducción al Español por Valeria Pelet del Toro, ACLU de Massachusetts

BOSTON—La ACLU de Massachusetts defendió una decisión judicial que les ha permitido a más de 100 detenidos en Massachusetts argumentar por su liberación en el último año. En una audiencia especial el 7 de abril, a las 9:30am, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Primer Circuito escuchó argumentos en dos casos—uno de los cuales fue argumentado por la ACLU de Massachusetts—en donde tribunales de distrito rechazaron la interpretación del gobierno de una provisión de detención “obligatoria” de inmigrantes.

La audiencia del martes 7 de abril es parte de una demanda colectiva interpuesta por la ACLU de Massachusetts y el Proyecto de Derechos del Inmigrante de la ACLU nacional (Immigrants’ Rights Project en inglés) en agosto de 2013. Luego de la resolución del tribunal de distrito en esa demanda colectiva en mayo, por lo menos 50 personas han sido puestas en libertad después de demostrarle a un juez de inmigración que ellos no posaban un riesgo de fuga o peligro que merecía detención continuada. Muchos de ellos son residentes legales permanentes desde hace mucho tiempo, a quienes las autoridades de inmigración detuvo por condenas penales anteriores.

Clayton Gordon, cliente de la ACLU, vino a los EE.UU. a los seis años como un residente legal permanente y ha vivido aquí por más de 30 años. Sirvió en el ejército estadounidense y tuvo licenciamiento honroso.

En junio de 2013, Gordon estaba viviendo con su prometida y su hijo. Él era el propietario de su casa y un pequeño empresario, y estaba trabajando en un proyecto para abrir un centro de rehabilitación en el área de Hartford para mujeres saliendo de encarcelamiento. Mientras conducía a su trabajo el 20 de junio de 2013, agentes de inmigración armados lo rodearon, lo tomaron por la fuerza y lo colocaron en detención obligatoria por una infracción de drogas del 2008. Gordon fue detenido sin la posibilidad de fianza aunque había pasado menos de un día en la cárcel por una infracción de drogas y había completado su período de prueba.

En octubre de 2013, como resultado del pleito de la ACLU, juez de distrito Michael A. Ponsor ordenó que Gordon tenía derecho a una audiencia de fianza individual. Un juez de inmigración le concedió la fianza, y Gordon se reunió con su familia en noviembre de 2013. A pesar de que un panel del Primer Circuito sostuvo la decisión del juez federal en octubre de 2014, la corte completa subsecuentemente accedió al pedido del gobierno de concederle una nueva audiencia al caso.  

“Este pleito le pide a los oficiales del gobierno que solo consideren poner en libertad al Sr. Gordon y a otros cómo él bajo una fianza, en vez de detenerlos inmediatamente sin una audiencia de fianza”, dijo el director legal de la ACLU de Massachusetts Matthew Segal. “El hecho de que el gobierno decidió poner al Sr. Gordon en libertad y a muchos otros, luego de tener audiencias de fianza individuales, demuestra que no cree que ellos poseen un riesgo de fuga o peligro que justificaba su detención. Confirma que la aplicación demasiado amplia de detención obligatoria causa sufrimiento injustificado, a gran expensas de los contribuyentes”.

Un grupo de ex-oficiales del Departamento de Seguridad Nacional y ex-jueces de inmigración sometieron un agravio apoyando a Gordon y la ex detenida Leticia Castaneda, cuyo caso está agrupado con el de Gordon. Los oficiales previos argumentaron que la interpretación del gobierno de la provisión de detención obligatoria arriesga el gasto ineficiente de recursos al prevenir que oficiales consideren poner en libertad en casos donde el Congreso no tenga intención de requerir una detención.

“Nuestras leyes no le permiten a los oficiales federales cerrarle la puerta a personas inmigrantes y tirar las llaves basándose en altercados previos con el sistema de justicia penal”, dijo Judy Rabinovitz, la Directora General Adjunta del Proyecto de Derechos de Inmigrantes de la ACLU. “Aplicar una ley de detención tan severa a personas inmigrantes como Gordon socava los valores constitucionales, el sentido común y el lenguaje liso de la ley”.

Para copias de las presentaciones en el caso, visita a:
http://www.aclum.org/mandatory_detention

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)