a
b
No

¿Qué está haciendo la Cámara de Representantes con respeto a la reforma migratoria?

La Cámara de Representantes presenta cinco propuestas de ley en cuanto a la reforma migratoria, ninguna incluye un camino a la ciudadanía
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

July 22, 2013

por Rebecca O'Connor, ACLU de Massachusetts

A día de hoy, la Cámara no ha llegado a un acuerdo con respeto a la reforma migratoria. Se han presentado cinco propuestas, cada una sobre un tema diferente, pero ninguna incluye un camino a la ciudadanía para las millones de personas indocumentadas que actualmente viven en los Estados Unidos.

Los representantes están divididos en cuanto a la cuestión de otorgar estatus legal a inmigrantes indocumentados. Algunos reconocen la necesidad de crear un camino a la ciudadanía; otros se han puesto en contra de cualquier provisión que da estatus legal a los inmigrantes indocumentados. El representante Mo Brooks (R-Alabama), dijo que no estaba dispuesto a “premiar” la entrada ilegal con “nuestro honor más alto, la ciudadanía”.  A pesar de esta división, muchos republicanos en la Cámara se han dado cuenta que no hacer nada no es una opción si quieren que su partido político tenga una oportunidad para éxito en el futuro.

Pese a la petición del partido Demócrata, el representante Boehner, Presidente de la Cámara, no dejará que ocurra un voto sobre la propuesta de ley del Senado. Seguirá fiel a su promesa que ninguna propuesta de ley referente a la reforma migratoria será considerada al menos que tenga el apoyo de la mayoría de republicanos. En el sistema estadounidense, los líderes de cada casa de gobierno tienen control de la agenda y deciden si dejar que el cuerpo vote sobre los temas presentados.

Muchos de los representantes en la Cámara prefieren tratar componentes individuales de la propuesta del Senado en lugar de pasar una reforma más amplia, aunque hay un comité bipartito que está considerando una propuesta de ley abarcadora. También hay un equipo del Bloque Hispano, cuyo líder es el representante Luis Gutiérrez (D-Illinois), que está enfrentando la reforma migratoria de manera más amplia.  

Las cinco propuestas que se han presentado en la Cámara abordan temas como la seguridad fronteriza y los trabajadores agrícolas. Ninguna ha sido aprobada a día de hoy. 

El Safe Act (Acta de Seguridad) (H.R. 2278)

Esta propuesta de ley declara que sería un crimen continuo ser indocumentado en los EE.UU., cambiando la categoría de la ofensa de civil a criminal. Asimismo criminalizaría cualquier persona que se quedara dentro de los EE.UU. pasada la fecha de su visa, aun por sólo un día. El Safe Act otorgaría a los estados y a las localidades la autoridad de crear, implementar y ejecutar sus propias sanciones para violaciones migratorias federales, mientras no sobrepasaran las sanciones federales establecidas.  Esto va directamente en contra de la decisión del año pasado del Tribunal Supremo en el caso Arizona v. United States, el cual afirmó que los estados no pueden crear sus propias sanciones criminales en cuanto a la inmigración. La propuesta de ley también eliminaría el programa llamado “DACA” que le da estatus legal a las personas que vinieron a los EEUU de niños; obligaría el cumplimiento con órdenes de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE); y ampliaría la definición de “albergar” a una persona indocumentada, creando sanciones criminales severas para acciones como darle transporte a un hermano o vecino que no tiene estatus legal.

El Agricultural Guest Worker Act (Acta de Trabajadores Agrícolas Temporales) (H.R. 1773)

Esta propuesta de ley crearía un nuevo programa de trabajadores agrícolas temporales y a diferencia de la propuesta de ley del Senado, no incluye una oportunidad para obtener una tarjeta verde ni la ciudadanía. El programa también cambiaría la obligación de pagar cierto nivel de sueldos, resultando en una pérdida de ganancias para los trabajadores. Si fuera ley, la propuesta minimizaría protecciones para los trabajadores y limitaría el acceso a recursos judiciales. De igual modo, eliminaría la obligación de proporcionar alojamiento a trabajadores visitantes y a trabajadores estadounidenses quienes tienen que viajar para llegar al lugar de trabajo.

El Legal Workforce Act (Acta de Mano de Obra Legal) (H.R.1772)

Esta propuesta de ley obligaría a todos los empleadores estadounidenses a usar un sistema de verificación electrónico para confirmar el estatus legal de los empleados dentro de dos años (a diferencia de la transición de cinco años delineada en la propuesta del Senado). Significaría que más de 5,9 millones de empleadores tendrían que utilizar el sistema dentro de este periodo.  El sistema actual se llama e-Verify. Permitiría que empleadores otorgaran ofertas de trabajo a condición de la verificación final del sistema. Actualmente, los empleadores pueden usar e-Verify solamente después de contratar a la persona.  El Departamento de Seguridad Nacional estimó que exigir el uso mandatorio costaría entre $765 millones (si solamente verificaran empleados nuevos) y $838 millones (si verificaran empleados actuales y nuevos).  Según la tasa actual de errores del sistema de 0.5%, más de 770,000 trabajadores quienes tienen estatus para trabajar perderían sus trabajos.  La tasa de errores es veinte veces más alto para los trabajadores autorizados que nacieron en el extranjero.  Además, eliminando las contribuciones de impuestos de trabajadores indocumentados disminuiría los ingresos fiscales estatales y federales por 17 billones de dólares, según la Oficina de Presupuesto del Congreso. La propuesta de ley no incluye ningún proceso de apelación administrativo o judicial. En lugar de eso, exigiría que trabajadores a quienes se han negado un trabajo por un error del sistema usaran el proceso oneroso y prolongado de la Ley Federal de Demandas por Agravios (Federal Tort Claims Act) y prohibiría demandas colectivas por parte de grupos de trabajadores afectados. Asimismo, la propuesta eliminaría muchas otras protecciones importantes para trabajadores.

El Border Security Results Act of 2013 (Acta de Gestión de Seguridad Fronteriza de 2013) (H.R. 1417)

Presentada en abril, la propuesta de ley exigiría una estrategia onerosa para garantizar la seguridad fronteriza.  Requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional reportara cada 180 días sobre el estatus de las operaciones en la frontera, y que tuviera un plan actualizado dentro de dos años. El secretario del Departamento de Seguridad Nacional tendría que crear una estrategia abarcadora para cumplir con estos objetivos dentro de dos años, incluyendo una evaluación de amenazas actuales, un plan de tecnología, capacidades de vigilancia del Departamento de Defensa y acuerdos con gobiernos extranjeros que apoyan estos esfuerzos.

El Skills Visa Act (Acta de Visas para Trabajadores Altamente Calificados) (H.R. 2131)

El Skills Visa Act ampliaría visas basadas en trabajo y eliminaría la lotería de diversidad. Aumentaría el número de visas disponibles para extranjeros con títulos avanzados en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática de universidades estadounidenses; trabajadores con altos niveles de educación bajo el programa H-1B de visas; extranjeros con títulos de universidades estadounidenses en general; empresarios extranjeros y esposos e hijos menores de residentes permanentes. Asimismo, la propuesta cambiaría el cálculo para el sueldo predominante y aboliría el límite por país de tarjetas verdes.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)