a
b
No

La policía de Gaylord y el tratamiento de Jesus Mendoza

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

October 7, 2013

El 19 de Febrero, 2013, ACLU de Minnesota presentó una demanda en la corte del distrito federal contra la ciudad de Gaylord, la Oficina del Sheriff del Condado de Sibley, y otros por violar los derechos constitucionales de Jesus Mendoza Sierra. La Cuarta, Quinta y Decimocuarta enmiendas garantizadas a Mendoza por la Constitución de EE.UU. fueron violadas cuando los demandados ilegalmente arrestaron, detuvieron e interrogaron a la señora Mendoza después de ser detenida cuando manejaba su auto.

Aunque el despacho policial claramente indico que los agentes no tenían razón validad para detener a la señora Mendoza y que la identificación de ella podría ser confirmada con su identificación del estado de Minnesota, el ayudante del sheriff de Sibley, Marvin Doeden, se negó a dejar a la señora Mendoza ir al trabajo. A pesar de una falta total de causa probable o sospecha razonable de conducta criminal, la señora Mendoza fue detenida, la registraron y llevaron a la estación de policía de Gaylord. En ningún momento le explicaron sus derechos.  

En la estación, la señora Mendoza fue interrogada. En una entrevista mal traducida, el Oficial Jeff Milette, visiblemente enojado, acusa a la señora Mendoza de mentir sobre su identidad.   De manera humillante, los oficiales empezaron a gritarle, preguntándole como entro a los Estados Unidos, exigiéndole que produzca documentos de inmigración, llamándole mentirosa, y diciéndole que se “callara”. En ningún momento fue libre a irse. 

Después de la interrogación, tres oficiales acompañaron a la señora Mendoza a su casa para ver si tenía “los papeles que comprueban que es la misma persona de la licencia.” Cuando llegaron a la casa de Mendoza, dos oficiales entraron a su casa sin su permiso o consentimiento. Oficial Milette acompaño a la señora Mendoza su cuarto y procedió a tomar y examinar sus documentos personales. Solo después de confirmar que estaba en los Estados Unidos legalmente, fue dejada en libertad.

En audio desde el día del incidente, se escucha Oficial Milette alegremente explicando cómo se desfrutaría hacer palomitas y poner una silla enfrente de las celdas para ver como tratan de pelear los presos. “¡Mira los monos! ¡Mira los monos!” dijo Milette. También dijo que se puede “limpiar la sangre más tarde.” Un empleado de la cárcel propuso que los dos Latinos se peleen. En aparente desacuerdo, Oficial Milette le recordó al empleado que la otra noche Rosales no quiere “nada que ser con [pelear] Zambrano” 

La demanda busca daños y compensación declaratoria y de protección de las violaciones de los derechos de Mendoza

Para más información, por favor póngase en contacto con Ángel Manjarrez, escribiéndole a: amanjarrez@aclu-mn.org.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)