a
b
No

Recomendaciones de la ACLU para el Uso de Cámaras Corporales por la Policía

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Police Occupy by Paul Weiskel

Police Occupy by Paul Weiskel

October 10, 2013

Rendir Cuentas versus la Privacidad: Recomendaciones de la ACLU para el Uso de Cámaras Corporales por la Policía. La ACLU publicó hoy nuestras recomendaciones para el uso de "cámaras corporales" por la policía. Se trata de pequeñas cámaras, las cuales se adhieren al uniforme de un agente y graban el audio y video de las interacciones del agente con el público. Esta es una tecnología que está siendo adoptada rápidamente por los departamentos de policía a lo largo del país, pero plantea muchas preguntas complejas sobre políticas. Cámaras del cuerpo no solo pueden ser un excelente mecanismo de supervisión para evitar abusos por parte de la policía, sino también pueden potencialmente invadir la privacidad. La ACLU apoya esta tecnología, mientras que vaya acompañada por regulaciones adecuadas, las cuales incluyen consideración de dos preguntas difíciles, pero cruciales, en torno a cómo se implementan y utilizan estas cámaras: • ¿Tendrá la policía la habilidad de controlar lo que graban sus cámaras corporales? Si los agentes pueden modificar la grabación inmediatamente, se destruiría el valor de esta tecnología como una herramienta para asistir en la rendición de cuentas por la policía. ¿Deben las cámaras corporales de policías estar grabando a todo momento durante su turno, o sería demasiado represivo para agentes que cada charla entre los colegas de un coche patrulla, y preocupante que las grabaciones serán utilizadas por los supervisores de la policía contra los denunciantes o activistas de sindicatos? Pero si las cámaras corporales están bajo control policial, ¿cómo nos aseguramos de que un oficial no manipule las grabaciones para ocultar abusos? • ¿Han sido puestas en práctica buenas políticas para garantizar que estas cámaras no invadan la privacidad de los individuos, o se conviertan en otra oportunidad para la vigilancia en masa? ¿Cómo podemos garantizar que los ciudadanos sepan que están siendo grabados, que el video tomado dentro de la casa de una persona (durante una visita por una llamada de violencia doméstica o durante la investigación de robo, por ejemplo) o en otras situaciones no avergonzará a alguien o disuadir la gente de llamar a la policía para pedir ayuda? ¿Cómo podemos asegurar que el vídeo de incidentes vergonzosos o excitantes no sea circulado dentro de una estación de policía como burla, o termine en el Internet? ¿Cómo podemos asegurar que el público tenga la fe que el video de sus interacciones con la policía será utilizado con la más estricta integridad? Ofrecemos recomendaciones en un breve documento sobre cómo los departamentos deben alcanzar estos importantes objetivos. (En este momento, aún está en Ingles.) Sugerimos normas para la notificación, la retención del video, el uso de las grabaciones, y el acceso a las grabaciones de los sujetos y por el público, así como los controles tecnológicos de cómo se almacenan y manejan los datos del vídeo. Este documente está disponible aquí: https://www.aclu.org/technology-and-liberty/police-body-mounted-cameras-... Estaremos atentos para ver cómo la tecnología juega en el mundo real, y actualizar nuestra posición si es necesario para garantizar un equilibrio adecuado entre el rendimiento de cuentas por parte de la policía y el derecho a la privacidad de los individuos.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)