a
b
No

Rompiendo las barreras educativas de estudiantes embarazadas y con hijos en California

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Rompiendo las barreras educativas de estudiantes embarazadas y con hijos en California

Rompiendo las barreras educativas de estudiantes embarazadas y con hijos en California

February 10, 2015

Estudiantes embarazadas y padres jóvenes a lo largo de California y el resto del país, tienen derecho a las mismas oportunidades educativas que los demás estudiantes. El Título IX de las Enmiendas Educativas de 1972 y la Ley sobre Equidad de Sexo en la Educación de California los protege de discriminación y acoso y prohíbe su exclusión de clases o actividades extracurriculares debido a que están embarazadas o tienen hijos. Pero la experiencia de los estudiantes no refleja estas protecciones. De hecho, estudiantes embarazadas y con hijos se enfrentan a diversas barreras institucionales que obstruyen su camino hacia el éxito educativo.

Enfocarnos intencionalmente en los derechos y necesidades de estudiantes embarazadas y con hijos puede romper estas barreras. California demostró liderazgo nacional en el año 2000 con la creación del Programa para Familias en Edad Escolar de California (Cal-SAFE), el cual ofreció a estudiantes embarazadas y con hijos servicios de atención infantil, apoyo académico y vínculos con programas de servicios sociales. La recompensa fue grande: más del 73% de los estudiantes participantes se graduaron de la preparatoria. Pero el apoyo que se le brinda a esta población ha disminuido en la última década.

Nuestro informe analiza las políticas y prácticas educativas de 22 distritos escolares K-12 de los condados de Fresno, Madera y Tulare e incluye testimonios de estudiantes embarazadas y con hijos, obtenidos a través de encuestas, entrevistas individuales y grupos de discusión. Los hallazgos indican que queda mucho por hacer en los distritos escolares para satisfacer adecuadamente las necesidades de estudiantes embarazadas y con hijos. También resalta interesantes modelos implementados por distritos individuales que pueden ser adoptados en todo el país. California se enfoca en la actualidad en la juventud vulnerable, tal como indica la Fórmula para el Control Local del Financiamiento, lo que presenta una gran oportunidad para renovar el compromiso hacia estudiantes embarazadas y con hijos a nivel estatal y local.

Contrario a los estereotipos, tener hijos inspira a muchos estudiantes a continuar su educación. Al remover las barreras que impiden que estudiantes embarazadas y con hijos progresen, los responsables de políticas y las escuelas de California pueden ayudarlos a tener éxito en la escuela y en sus vidas. Esta será una victoria no solo para estos estudiantes, sino también para todo el sistema educativo y el estado.

Hallazgos clave

Los programas para estudiantes embarazadas o con hijos pueden ser cruciales para que los distritos escolares cumplan con las metas de la Fórmula para el Control Local del Financiamiento, pero el compromiso del estado y de las escuelas hacia estos programas ha disminuido: Entre el 2007 y el 2012, la cantidad de estudiantes atendidos por Cal-SAFE se redujo en un 47%. Solo siete de los distritos del Valle Central analizados cuentan con programas que apoyan a estudiantes embarazadas y con hijos.

La falta de información oculta las experiencias educativas de estudiantes embarazadas y con hijos: No se les requiere a las escuelas de California que recopilen información acerca de estudiantes embarazadas y con hijos, haciendo que sea más difícil evaluar si los distritos escolares están satisfaciendo las necesidades de esta población.

Los distritos escolares no cuentan con políticas claras y capacitan inadecuadamente a su personal en lo que respecta a los derechos de estudiantes embarazadas y con hijos: Al 25% de las estudiantes encuestadas se le ha prohibido participar en una actividad extracurricular, tal como educación física o deportes, debido a su embarazo, reflejando que el personal no comprende los requisitos del Título IX.

Las conductas denigrantes del personal de escuelas son discriminatorias y no brindan apoyo a los estudiantes: Aunque la ley estatal y federal claramente protege a estudiantes embarazadas y con hijos de discriminación y acoso, las estudiantes entrevistadas para este informe hablaron de ser tratadas en clase en formas que violaban sus derechos.

Estudiantes embarazadas y con hijos usualmente son encaminadas hacia un sendero educativo desigual: Programas educativos separados para estudiantes embarazadas y con hijos deben ser voluntarios e iguales a los de los demás estudiantes. En la práctica, los distritos con frecuencia requieren que los estudiantes ingresen en programas alternativos y al formar parte de ellos, no se les ofrecen las clases que les permitirán tener acceso a la universidad.

Políticas que castigan las ausencias y evitan que los estudiantes recuperen el trabajo atrasado no reflejan la flexibilidad inherente de la ley: Las políticas de las escuelas con relación a las ausencias y la recuperación de las tareas escolares atrasadas pueden ser cruciales para estudiantes embarazadas y con hijos—el 69% de las encuestadas dijo que habían faltado a la escuela debido a su embarazo o debido a sus responsabilidades con sus hijos.

Los programas de guardería son una bendición, pero también pueden ser un obstáculo: Las políticas de algunas guarderías difieren de las de la escuela a la que asisten estudiantes con hijos, lo que puede hacer que pierdan el acceso a los servicios de cuidado de niños.

Las escuelas fallan en proveer apoyo a las estudiantes que están amamantando: Las políticas escolares que categóricamente les niegan a estudiantes las adecuaciones necesarias para amamantar violan el Título IX. El Departamento de Educación de EE.UU. insta a las escuelas a adoptar estrategias que apoyen a las estudiantes lactantes, tales como diseñar un espacio privado para que puedan amamantar o extraer leche materna. Pero pocas escuelas ofrecen a las estudiantes este tipo de adecuación.

Recomendaciones a nivel estatal

Nivelar la senda educativa: Estudiantes embarazadas y con hijos, sin importar a qué escuela asistan, deben tener acceso a cursos que reúnan los requisitos A-G para ser admitidos a los sistemas de la Universidad de California y de la Universidad Estatal de California.

Remover las políticas que castigan las ausencias e impiden la recuperación del trabajo atrasado: El Departamento de Educación de California debe orientar a los distritos escolares para poder evitar la inflexible implementación de políticas que castigan las ausencias e impiden que los estudiantes se pongan al día.

Contar con guarderías y centros de desarrollo auspiciados por las escuelas: Para evitar que los niños sean removidos del cuidado infantil debido a políticas de ausencias que son extremadamente inflexibles, el Departamento de Educación de California debe orientar a los distritos escolares para que puedan establecer medidas de verificación adecuadas para excusar la ausencia del niño.

Adecuaciones para la lactancia: El estado debe adoptar políticas que ayuden a las estudiantes con hijos a extraer leche materna en el lugar de su elección. Específicamente, la Legislatura de California debe dejar claro que las estudiantes embarazadas y con hijos tienen derecho a adecuaciones para la lactancia que incluyan un lugar privado y seguro en donde puedan extraer leche materna y periodos de descanso regulares para poder hacerlo.

Recomendaciones generales a nivel estatal: Además de eliminar obstáculos educativos específicos, estas recomendaciones estatales ayudan a compilar información de estudiantes embarazadas y con hijos, guían las decisiones de financiamiento y ayudan a reinvertir en programas que hayan comprobado disminuir los embarazos no intencionales. Específicamente:

  • El Departamento de Educación de California debe recopilar información de la cantidad de estudiantes embarazadas y con hijos a través de la Encuesta de Niños Saludables de California.
  • El Departamento de Educación de California debe recordarle a los distritos escolares que estudiantes embarazadas y con hijos usualmente pertenecen a las poblaciones prioritarias de la Fórmula para el Control Local del Financiamiento (LCFF) y especificar que los fondos de LCFF se pueden usar en programas dirigidos a esta población.
  • La Legislatura de California debe restablecer el financiamiento estatal para los programas de salud de los adolescentes y reforzar los requisitos relacionados con la educación sexual para asegurar que todos los estudiantes cuenten con la información necesaria para evitar embarazos no intencionales. 
  • La Legislatura de California debe volver a financiar los programas que ayudan y apoyan a estudiantes embarazadas y con hijos y a sus hijos. 
 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)