a
b
No

Somos estadounidenses y los estadounidenses no nos damos por vencidos

Somos estadounidenses y los estadounidenses no nos damos por vencidos
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Dulce Matuz, una voz contundente en la lucha for los derechos de los inmigrantes

Dulce Matuz, una voz contundente en la lucha for los derechos de los inmigrantes

November 30, 2012

Por Dulce Matuz

Para lograr cambios en nuestras comunidades necesitamos coraje. Muchas veces, ese coraje no llega por parte de los políticos, sino por parte de la gente común que defiende lo justo y correcto.

Los Soñadores continuamos defendiendo los derechos civiles y humanos todos los días. Estamos luchando en contra de políticas antiinmigrantes. Estamos luchando por la educación y la integración. Estamos luchando por la igualdad. ¡Qué se escuchen en los tribunales las voces de nuestros jóvenes! Esto es exactamente lo que va a pasar. Los Soñadores hemos colaborado con la ACLU y una coalición por los derechos civiles para entablar una demanda en contra de la orden ejecutiva que niega la licencia de conducir a los solicitantes del programa de Acción Diferida. Pero esto es mucho más que una batalla legal; nuestra lucha hoy es una lucha moral.

No toleraremos a ningún político en poder que trate a los Soñadores como ciudadanos de segunda clase; no permitiremos que ninguna ley sugiera que ningún ser humano es inferior. No podemos permitir que la gobernadora Brewer continúe acosando a niños y jóvenes estadounidenses trabajadores cuya única culpa es SOÑAR con tener éxito en este país, en esta tierra de oportunidades.

La demanda desafiando la discriminación de Jan Brewer es una imagen instantánea de las batallas por los derechos humanos a lo largo de nuestra historia. Para mí, significa que todavía estamos luchando por nuestros derechos básicos y nuestra igualdad, pero con un nuevo grupo de personas. No es broma que la historia se repite, aunque esta vez el opresor está enfocado en castigar a jóvenes vulnerables.

Esta batalla es sobre el principio de equidad fundamental (fundamental fairness) que todos los hombres y mujeres son creados igual. Esto va a conocerse en la historia de Estados Unidos como la pelea por los derechos civiles del siglo 21. Y tengo confianza que veremos justicia para nuestros jóvenes inmigrantes viviendo en Arizona.

Sé que el sistema de justicia estadounidense es el mejor en el mundo y estoy contenta de estar experimentándolo en este momento. Para mí, esto significa que incluso nuestros funcionarios electores están sujetos a ser “chequeados y balanceados” en sus decisiones, en otras palabras, corregidos.

Nuestro opresor no nos va a dar nuestra libertad por voluntad propia. Es nuestra responsabilidad luchar y ganar. Tenemos apetito para la justicia y continuaremos con nuestros esfuerzos hasta ganar. Por favor lucha conmigo para derrotar a los políticos que vilifican a nuestra juventud.

Conoce a Dulce. Mira una presentación de fotos.

English

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)