a
b
No

Tenía seis años y fui puesto en aislamiento

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version
Celda de aislamiento

Celda de aislamiento

February 13, 2014

El aislamiento fue lo peor que me ha pasado a mí. Yo estuve varias veces en la cárcel mientras estaba creciendo, y cada vez que estaba en celdas de aislamiento, se sentía tan horrible como la primera vez que me encerraron y dejaron solo.

La primera vez que yo viví el aislamiento extremo fue cuando tenía 6 años de edad. Mi mamá era una drogadicta con dificultades y un día me llevó a ver la película Jurassic Park. Siempre quise conectar con ella porque yo no tenía un padre. Nos pasamos una noche maravillosa. Ella me llevó a este lugar – no sabía en donde estábamos – y nosotros estábamos jugando Connect Four en una mesa. Fui al baño y cuando volví, mi madre se había ido. Había tres o cuatro hombres con guantes de látex en y me dijeron que mi madre se había ido y que tendría que ir con ellos. Yo estaba gritando en mi interior. Yo no sabía quiénes eran esos tipos. Me empujaron al suelo y me restringieron. Yo estaba llorando, dando patadas y gritando. Terminaron llevándome a lo que ellos llaman "habitaciones tranquilas”. Las habitaciones son celdas, con suelos de linóleo y luces fluorescentes.

Me sujetaron, me bajaron mis pantalones, y me dieron una inyección. Me dejo inconsciente. Me desperté horas después y me sentía muy confundido. No sabía dónde estaba ni donde estaba mi mamá y yo sentía tanto dolor. Empecé a gritar y llorar y patear la puerta. Volvieron y me restringieron. Sucedió una y otra vez, por lo que parecía días. Mi mamá vino a verme dos semanas después, mis ojos eran enormes y negros de toda la medicación que me habían dado. Había sangre por todo el suelo, y yo estaba en un tapete en el suelo en un vestido. Había estado viviendo así por dos semanas.

Estuve encerrado solo en una “habitación tranquila" en el Hospital de Niños de Colorado. Pero este mismo tipo de trato está ocurriendo en las cárceles y prisiones de todo el país. Cada día, niños hasta de 13 años son encerrados en celdas de aislamiento. Es algo que nunca debería ocurrir, ya que descarrila a los niños.

Después de lo que me pasó cuando tenía seis años, yo entraba y salía de la cárcel. Terminé en celdas de aislamiento una y otra vez. Una de las razones era porque me ponía violento – no por falta de provocación, pero si veía a otro niño siendo restringido, me enloquecería. Yo corría hacia él y trataba de ayudarlo al chico. Las cosas que ves cuando estás encerrado – el abuso físico, el abuso sexual, el abuso de poder – se desarrolla un resentimiento.

Cuando todavía era un adolescente, me condenaron como un adulto. Así que desde el principio me pusieron en confinamiento solitario de nuevo, porque como niño corres un riesgo de seguridad y se cree que el ponerte en confinamiento solitario te protegerá.

En el aislamiento, tu mente comienza a deteriorarse y se convierte en tu peor enemigo. El concreto de mi celda se desgastaba debido a que me la pasaba caminando dentro de mi celda pequeña. Toda persona lidia de manera diferente. Algunas personas duermen todo el día. Yo traté de vivir en mi mente, de trasladarme a un lugar diferente. El aislamiento sensorial por el que pasas, tu mente comienza a ponerse en tu contra. Las luces fluorescentes comienzan a zumbar más fuerte. No puedes dormir. Cuando duermes, tienes pesadillas. Cada día, cuando me despertaba, me sentía como si algo dentro de mí se estaba muriendo – esa es la peor sensación, la sensación de estar vacío.  

¿Qué podía hacer? Me podría enojarme. Podría golpear las paredes hasta que mis nudillos sangraran. Podría conseguir que los guardias entraran a mi celda y tal vez pelearíamos – eso o sería mejor que no tener ningún contacto en lo absoluto con otro ser humano. Pensaba que pasaría el resto de mi vida en la cárcel.

La mayoría de las personas no salen ilesos del aislamiento. No creo que la gente sale como una persona completa después de eso. Algunas se pasan toda la vida tratando de reparar el daño. Tus emociones se opacan. Tratas de encontrar tu camino entre la oscuridad. No se lo desearía a nadie – es una práctica tortuosa. Seguí luchando en la oscuridad hasta que me encontré.

Y entonces empecé a hablar. Hice documentales, realicé poemas, ayudé a hacer una película sobre mi vida, y empecé a colaborar con la ACLU. Los niños nunca deben ser encerrados en aislamiento. La gente en el exterior necesita conocer el daño que puede causar.

James Burns, aparecerá en el Dr. Phil Show hoy. Él también está haciendo un Reddit AMA esta noche a las 19:00 EST. Inicia una sesión y pregúntale los que sea.

Cada día a lo largo del país, niños de hasta 13 años son encerrados en celdas de aislamiento – pasando más de 22 horas al día encerrados en una habitación del tamaño de un lugar de estacionamiento. Para los jóvenes que aún se están en desarrollando, las consecuencias son devastadoras. Haz clic aquí para aprender más sobre el trabajo de la ACLU para detener el uso del aislamiento en los niños.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)