a
b
No

ACLU informa a la ONU que privación de derecho al voto atenta Acuerdo Internacional de Derechos Humanos

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterVersión para impresión

Septiembre 25, 2013

TALLAHASSEE - Como la Junta de Clemencia Ejecutiva de Florida se reunió hoy, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU en inglés) de la Florida anuncia la presentación de un informe alternativo que detalla cómo la política de privación de derechos de las personas ex convictas  en la Florida viola las obligaciones de Estados Unidos en relación a los derechos humanos. El informe, presentado a la Comisión de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en preparación a una próxima revisión de los derechos humanos en los Estados Unidos, detalla cómo las restricciones al derecho al  voto para los ex convictos en los EE.UU., incluidas las restricciones adoptadas por la Junta de  Clemencia Ejecutiva de Florida en 2011, violan el acuerdo de derechos internacional.

El informe, titulado "Democracia encarcelada", fue co-escrito por la ACLU, la ACLU de la Florida, el Comité de Abogados para los Derechos Civiles Bajo la Ley, la Leadership Conference, la NAACP, la Defensa Legal y el Fondo para la Educación de la NAACP, y el Sentencing Project. Fue presentado al Comité de Derechos Humanos para explicar cuántas políticas - incluida la privación de derechos de los criminales que fuera agravada por el gobernador Rick Scott y los miembros de la Junta de Clemencia durante su primera reunión en el nuevo gobierno- tiene a Estados Unidos fuera de cumplimiento con sus obligaciones como signatario del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP).

"Los EE.UU. se enorgullece de tener una forma participativa de gobierno, pero la verdad es que todavía nos queda un largo camino por recorrer", afirmó la Directora de Operaciones Legales de la ACLU de Florida, Nancy Abudu, quien en su papel anterior trabajando para el Proyecto de Derechos Electorales de la ACLU ayudó a redactar el informe. "Debido a las dificultades que la gente en la Florida y en todo el país ha tenido a la hora de restaurar su derecho de voto, es necesario lograr un cambio positivo real. Votar es un derecho humano, y las barreras para votar en la Florida están a punto de ser observadas a través del microscopio internacional para que todo el mundo pueda verlas. "

El Comité de Derechos Humanos de la ONU es un órgano de expertos creado para supervisar el PIDCP, un tratado internacional que delinea las obligaciones de las naciones para proteger y preservar una amplia gama de derechos humanos. Como firmante del Pacto, los Estados Unidos están sujetos a una revisión periódica del cumplimiento del PIDCP, en su próxima revisión que viene en octubre de este año. Esta primavera, después de que la ACLU de la Florida y otras organizaciones por la defensa del voto y de los derechos humanos presentaron una carta al Comité de Derechos Humanos de la ONU instando a la Comisión a revisar la privación de derechos de las personas con últimas condenas por delitos graves en Florida, el cuerpo acordó incluir la privación de derechos a personas ex convictas en la lista de temas que abordará en su revisión de los Estados Unidos.

Además, la ACLU ha sido seleccionada por la Comisión como una de las organizaciones no gubernamentales a presentar pruebas ante el Comité de los derechos humanos en los EE.UU. este mes de octubre. La Directora de la Oficina de la ACLU para el Centro de la Florida, Joyce Hamilton Henry, estará entre el personal de la ACLU que reportará ante el comité, dando testimonio de cómo los asuntos acontecidos en la Florida y expuestos en el informe constituyen un incumplimiento del Pacto.

El informe resalta cómo la Florida ha privado de derecho al voto a más de 1,5 millones de ciudadanos, debido a condenas por delito grave –esto representa el 10,42 por ciento de la población en edad de votar en el estado y el 23,3 por ciento de la población en edad de votar con descendencia afroamericana. Nuevas restricciones aprobadas por el gobernador Rick Scott y los miembros de la junta de clemencia en 2011 detuvieron casi por completo la restitución de los derechos civiles en Florida: en 2007, aproximadamente 115.000 restauraciones derechos fueron emitidas por el entonces gobernador Charlie Crist, pero luego de que se cambiaran las normas, prácticamente han cesado por completo.

"Las políticas de la administración actual, que obliga a un período de espera de 5 a 7 años que incluyen excesivos procesos de aplicación que pueden tomar hasta seis años, son demasiado pesadas para las personas que tratan de mejorar sus vidas", dijo Desmond Meade, presidente de la Coalición de Restauración de Derechos de Florida. "El restringir la restitución de derechos es contraproducente para la rehabilitación –la cual afecta la seguridad pública, e impacta desproporcionadamente  sobre los ciudadanos de las minorías- demuestra que restricciones a la democracia al estilo de Jim Crow no son cosa del pasado en la Florida."

El informe pide que el Comité de Derechos Humanos de la ONU recomiende que el Gobierno de los EE.UU. apoye públicamente la restauración automática de los derechos de voto a los ciudadanos después de su liberación de la cárcel por condena por delito grave.

Una copia del informe está disponible en inglés aquí: http://aclufl.org/resources/democracy-imprisoned/

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)