a
b
No

Desafío Legal de ACLU a la purga de votantes de Florida fue desestimada

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterVersión para impresión

Julio 24, 2013

Hoy, como resultado de la reciente decisión de la Corte Suprema de EE.UU. que derogó una parte de la Ley de Derechos Electorales de 1965 (VRA, en inglés), un tribunal federal se vio obligado a desestimar una demanda contra el intento del estado de realizar una purga de los votantes de la Florida antes de las elecciones de 2012 .
"Esta es una gran decepción para todos los que se preocupan por el derecho al voto y luchan contra la supresión de votantes en la Florida", declaró el director ejecutivo de la ACLU de Florida Howard Simon. "La decisión del Tribunal Supremo de desentrañar la Ley de Derechos Electorales ha quitado una de las principales herramientas que hemos utilizado para desafiar los esfuerzos por socavar la democracia a través de la supresión de los votantes de grupos minoritarios.”

La demanda Mi Familia Vota Education Fund v. Detzner presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) de Florida y el Comité de Abogados para los Derechos Civiles Bajo la Ley (LCCRUL, en inglés), en nombre de Mi Familia Vota y dos ciudadanos estadounidenses, Murat Limage y Pamela Gómez, había desafiado los esfuerzos de la Florida para que ciudadanos legales y electores legalmente inscritos volvieran a verificar su ciudadanía o tuvieran que perder su capacidad de votar. "Creemos que la purga de votantes de la administración de Scott, que afectaba desproporcionadamente a los votantes de grupos minoritarios, era precisamente el tipo de manipulación del voto para la cual la Ley de Derechos Electorales fue diseñada para prevenir", dijo Julie Ebenstein, abogada de la ACLU de Florida.

El Estado de la Florida violó la ley federal sometiendo a los ciudadanos a este nuevo requisito de votación sin conseguir la autorización previa federal requerida, ordenada por la VRA, para determinar si el esfuerzo de la purga impactaba desproporcionadamente a votantes de las minorías en los cinco condados de la Florida cubiertos por la Ley de Derechos Electorales.

Sin embargo, el 25 de junio,  en una decisión 5-4 en el caso del condado de Shelby v Holder, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló la parte de la VRA utilizada para determinar qué jurisdicciones, con una historia de discriminación racial en el lugar de votación, - incluyendo partes de la Florida - están obligadas a presentar todos los cambios en las leyes y procedimientos de votación para la preautorización federal. Como resultado de ello, la ley federal que se utilizaba para impugnar la purga iniciada por el gobernador Scott ya no cubre áreas en Florida y por lo tanto, el desafío legal fue desestimado.

"Esta es el primer choque eléctrico que se siente en Florida luego de la decisión devastadora de la Corte Suprema ", dijo Simon. "Ya hemos visto el impacto de la decisión del Tribunal Supremo en lugares como Texas, Mississippi y Carolina del Norte, que, al igual que a nuestro estado, anteriormente se les había requerido demostrar que los cambios en las leyes electorales no eran discriminatorios. Pueden estar seguros de que la Legislatura de la Florida está mordiéndose las uñas en miras a la próxima sesión legislativa para ver otras tácticas de supresión de votantes y salirse con la suya, ahora que la Ley de Derechos Electorales ya no mantiene a nuestra legislatura bajo control. Estamos en una época en que  la supresión de votantes es cada vez más sofisticada y más extendida, y hasta el Congreso revive la fórmula que provocó la existencia de la pre-autorización de la Ley de Derechos Electorales. Tendremos que utilizar otras armas para proteger ese derecho de voto en Florida."

Serias preocupaciones sobre la precisión y focalización discriminatoria hacia los votantes que formaron parte de la lista en la purga se basan en un análisis que revela que el 61% de las personas en la lista de purga son hispanos, mientras que sólo el 14% de los votantes registrados de Florida lo son. En una carta enviada el 11 de junio de 2012 al Secretario de Estado Ken Detzner, el Departamento de Justicia criticó la purga del estado advirtiendo que tenía "defectos críticos que conducen a errores que dañan y confunden a los votantes elegibles." La misma carta llegó a advertir a Florida a "cesar inmediatamente esta conducta ilegal.”

Una copia de la orden judicial firmada por las partes hoy en día está disponible aquí, en inglés: http://aclufl.org/resources/court-order-on-aclu-challenge-to-florida-vot...

 

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)