a
b
No

¿Por qué Estados Unidos está deportando familias que debería de estar protegiendo?

Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterVersión para impresión

Octubre 24, 2014

Por Sarah Mehta, Investigadora del Programa de Derechos Humanos de la ACLU

Este año, cuando un gran número de familias y niños llegaron a Estados Unidos en busca de protección, la respuesta primaria del gobierno estadounidense  fue la de ampliar la detención de familias y apresurar las deportaciones.

Este lunes, la ACLU y otros grupos de derechos humanos y derechos de inmigrantes testificarán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre las familias y niños refugiados quienes han huido de Centro América por la brutal violencia y han buscado protección en Estados Unidos.  Esta comparecencia revisará la respuesta del gobierno estadounidense desde una perspectiva de derechos humanos, y no de conveniencia.

En esa medida, la respuesta de Estados Unidos ha sido abismal.  Prácticamente de la noche a la mañana el Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés) construyó en el verano dos centros de detención masivos para familias, que tienen capacidad para detener a 1,200 miembros de familias. En noviembre, DHS empezará a detener a familias con niños en su nuevo centro en Dilley, Texas, el cual en plena capacidad operativa encarcelará a 2,400 individuos – haciéndolo el centro de detención de inmigración más grande de todo el país.  El mes pasado surgieron acusaciones de ataques sexuales y abusos que involucran a madres detenidas en el nuevo readaptado Centro de Detención de Karnes.

Mientras tanto, encarcelados en centros de detención sin abogados, muchos solicitantes de asilo son forzados a tener entrevistas de asilo sin ayuda o sin tiempo para poder presentar sus casos.  Actualmente, la ACLU se encuentra impugnando en la corte los procedimientos rápidos y acortados, mismos que son un problema no solo desde la perspectiva de un juicio justo sino también porque los solicitantes de asilo están siento regresados a verdaderos peligros.  Debido a que estos procedimientos están rodeados de secretos – a pesar de las consecuencias potencialmente mortales – también estamos demandando para hacer públicos los procedimientos de remociones expeditas.  

Mientras que algunas de estas medidas son en respuesta directa al gran número de familias y niños que arribaron, el maltrato de los solicitantes de asilo, incluyendo a niños que llegan solos, empezó antes del año pasado.

Por ejemplo, de los 89 individuos – incluyendo 11 menores no acompañados – que he entrevistado y que han sido regresados o deportados en la frontera de Estados Unidos sin tener una audiencia en los últimos años, al 55 por ciento no se le preguntó sobre su miedo a regresar a su país de origen o no se les brindó la oportunidad de solicitar asilo antes de que se les ordenara su deportación.  No obstante, muchos de aquellos a quienes se les preguntó si tenían miedo y dijeron que sí, fueron rápidamente deportados sin la oportunidad de ver a un oficial de asilo o solicitar protección en nuestro país.  A partir de entonces, algunos de esos individuos fueron en efecto atacados, abusados sexualmente, o sus familiares han sido asesinados tras ser retornados al mismo lugar peligroso del que huyeron.

La audiencia del lunes es un paso importante para exigirle a Estados Unidos a que rinda cuentas, quien respondió a lo que el presidente Obama llamó “una situación humanitaria” cometiendo violaciones de derechos humanos adicionales.  Estados Unidos tiene responsabilidad bajo las leyes del derecho internacional de tratar a los solicitantes de asilo con justicia – de proveer audiencias justas y brindar la oportunidad de buscar protección aquí; de asegurarse que los solicitantes de asilo no sean regresados al peligro; y exentar a los niños de detención.  Pero lo más importante, es una oportunidad para proteger, en lugar de penalizar, a los niños refugiados.

La audiencia estará disponible vía webcast a partir de las 9:00 am (EDT) aquí.

 
 

©2017 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)