a
b
No

Fallo sin precedentes acerca del derecho de los inmigrantes a no ser detenidos arbitrariamente

Tribunal de Distrito decide que los “extranjeros recién llegados” no pueden estar sujetos a detenciones prolongadas sin una audiencia para determinar si dicha detención es justificada
Send to friendRecomendar en FacebookCompartir en TwitterPrinter-friendly version

January 19, 2012

SAN DIEGO — Un tribunal de distrito dictaminó el día de hoy que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no puede detener a un inmigrante durante un periodo de tiempo prolongado sin comprobar que la detención es justificada en una audiencia individual. Es la primera vez que un fallo determina que los inmigrantes clasificados como “extranjeros recién llegados”—un grupo numeroso que incluye a todas las personas detenidas en la frontera, incluyendo a los que buscan asilo político—tienen derecho a una audiencia justa y están protegidos de la detención arbitraria. El DHS argumentaba que era el único capacitado para decidir si detener o liberar a un “extranjero recién llegado” y que la ley no contempla audiencias de detención para ellos.


La ACLU de San Diego presentó un recurso de habeas corpus a favor de Glorismel Centeno Ortiz en agosto del 2011, después de haber permanecido en una cárcel de inmigración por tres años. El gobierno detuvo a Centeno sin que mediara una audiencia para determinar si la detención era justificada clasificándolo como un “extranjero recién llegado,” categoría que se puede aplicar incluso a las personas que han vivido legalmente en los Estados Unidos por varias décadas. El gobierno hace referencia a fallos emitidos durante la Guerra Fría para justificar su posición y asegurar que los “extranjeros recién llegados,” como el Sr. Centeno, no tienen derecho al debido proceso de libertad física.


El Sr. Centeno, quien solicitó asilo político y ha vivido en los Estados Unidos desde que tenía once años de edad, fue liberado poco después de que la ACLU presentara el recurso de habeas corpus. El gobierno argumentó que el recurso de habeas corpus es debatible.


La decisión emitida el día de hoy por la Juez Irma González de la Corte Distrital de los EE.UU. para el Distrito Sur de California, rechazó el argumento del gobierno que tachaba de “debatible” el recurso de habeas corpus y su posición de detener a los “extranjeros recién llegados” sin ningún tipo de audiencia individual para determinar si la detención es justificada.


“Bajo el fallo de la corte, las personas que buscan asilo político tratando de escapar de persecuciones y torturas en su país de origen, podrán finalmente tener una audiencia justa para determinar si su detención es justificada,” dijo Sean Riordan, abogado de la ACLU de San Diego. “Durante demasiado tiempo el gobierno le negaba la protección mínima de un debido proceso a aquellos que más la necesitan.”


Centeno llegó a Los Ángeles con su madre, quien huía de la violencia de la guerra civil de El Salvador en la cual su hermano perdió la vida en manos de la guerrilla. En la adolescencia, Centeno se involucró con pandillas, fue encontrado culpable de asalto a mano armada y fue deportado a El Salvador, a pesar de que su petición de asilo político estaba en proceso. Temiendo por su vida, Centeno regresó a Los Ángeles y buscó el asesoramiento de “Homies Unidos,” una organización que ayuda a los jóvenes a dejar el mundo de las pandillas.


Desde que regresó a los Estados Unidos, Centeno se dedicó a ayudar a otros jóvenes a dejar la vida de pandilleros. Participó en campamentos y dio charlas en las escuelas mientras trabajaba como lavador de platos, mecánico automotriz y de aires acondicionados, y criaba a su hijo. De acuerdo a uno de los miembros del personal de “Homies Unidos,” Centeno era “uno de nuestros voluntarios más confiables y comprometidos.”


En el 2007, Centeno fue a Tijuana a disfrutar de una noche con sus amigos. Cuando regresó a la frontera, fue arrestado de inmediato y acusado de tratar de regresar ilegalmente al país después de haber sido deportado. En julio del 2008, un juez desestimó los cargos criminales en contra de Centeno, pero permaneció detenido durante varios años más, hasta su liberación en el mes de septiembre.


# # #

 
 

©2012 ACLU of Northern California, reservados todos los derechos. Normas de intimidad en Internet (Privacy Statement) | Acuerdo para el uso (User Agreement)